Noticias de Alicante y provincia

martes, 5 marzo 2024

Elche ultima un informe técnico y jurídico para mantener la cruz del Paseo de Germanías

El documento se prepara tras la sugerencia del Defensor del Pueblo para retirar el crucero pero el Ayuntamiento se reafirma en la la reforma planteada de la plaza, que mantendrá la cruz, mejorará espacios y supondrá un homenaje a la transición española

Los técnicos municipales del Ayuntamiento de Elche ultiman el informe técnico y jurídico, solicitado por la Junta de Gobierno Local para mantener la cruz en el Paseo de Germanías, tal y como se establece en el proyecto de reforma de la plaza, aprobado por el Gobierno Municipal y que también será remitido a la Generalitat Valenciana.

El informe, realizado por funcionarios municipales, establece la línea patrimonial de anteriores informes en los que se constata que la cruz no contiene ningún elemento ni vestigio franquista ni alusivo a la dictadura y que se mantiene únicamente como símbolo de concordia, tal y como ha permanecido en los 45 años de democracia en España y con el paso de gobiernos municipales de distinto color político.

La otra línea del informe municipal recoge la línea jurídica que alude a los mismos motivos por lo que, en la pasada legislatura, no se retiraron mas de un centenar de calles con nombres supuestamente relacionados con el anterior régimen.

Hoy se ha conocido el informe del Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, a petición del Partido Socialista, en el que recomienda la retirada del la cruz. El Gobierno municipal se reitera en los informes de los técnicos que avalan que la cruz no contiene ningún símbolo político, y en la decisión de dejar, como lleva casi 80 años, la cruz en el plaza del Paseo de Germanías.

En la zona se está realizando una obra de reforma que mantendrá la cruz, adecuará los espacios públicos y donde se realizará un homenaje a la transición centrado en la figura del primer alcalde socialista de la democracia, Ramon Pastor.

El Defensor del Pueblo sugiere su retirada

En el informe aludido, Gabilondo sugiere su retirada “por ser un elemento contrario a la memoria democrática” y pide que se ejecute el contrato de “Restauración y Musealización del refugio antiaéreo número 4 Passeig de Germanies, incluida la urbanización de la plaza, para su apertura al público como centro expositivo de la Guerra Civil en Elche, en el marco de los Derechos Humanos”, tal y como prevé el proyecto que se licitó”.

Aporta valor su informe al manifiesto firmado por 60 profesores de historia presentados por el grupo socialista y añade que “la idea de concordia que quiere asociarse al monumento no es la que histórica y socialmente representa en el municipio de Elche”.

El PP de Elche considera “de parte” el informe del Defensor del Pueblo sobre la cruz

Sobre el informe del Defensor del Pueblo, sin carácter vinculante, se ha pronunciado también la secretaria general del Partido Popular en Elche, Inmaculada Mora, que recuerda que “Gabilondo es miembro del Partido Socialista, ha sido ministro en el Gobierno de Rodríguez Zapatero y es por tanto un representante de parte, que atiende a un informe de parte solicitado por PSOE de Elche”.

La secretaria popular indica que “el defensor del pueblo y candidato socialista a la Comunidad de Madrid desconoce profundamente la idiosincrasia de nuestro municipio, desconoce que la cruz no tiene ningún distintivo político ni de la dictadura y desconoce también que los anteriores alcaldes socialistas que han gobernado Elche como Ramón Pastor, Manuel Rodríguez, Diego Macià, Alejandro Soler han respetado siempre la cruz y la libertad de los ilicitanos”.

Desde el PP señalan que “estamos ante un partido socialista de Elche descabezado y sin rumbo, que ha tenido 8 años para tomar decisiones y no ha hecho absolutamente nada. Tanto es así que la desidia política del PSOE nos ha dejado una deuda de 22 millones de euros que no han acometido con los fondos EDUSI y que tenemos que asumir entre todos los ilicitanos. No contentos con eso, ahora quieren poner palos en la rueda en los proyectos que está impulsando y ejecutando el actual Gobierno municipal”.

Los socialistas subrayan que según Gabilondo los argumentos de Alcaldía ‘se amparan en su propio testimonio y no en documentación’

Por su parte, el Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Elche ha valorado la resolución del Defensor del Pueblo tras una queja presentada en septiembre sobre el mantenimiento del monumento franquista en el Paseo de Germanías.  Los socialistas consideran que la resolución del Defensor del Pueblo “nos da otra vez la razón cuando denunciamos en su momento que mantener un monumento franquista de 1944 era contrario a la Ley de Memoria Democrática. No todo vale y el Alto Comisionado de las Cortes Generales avala nuestra tesis en contra de lo que nos quieren vender PP y VOX, que no es más que fachada respecto a un elemento que pertenece a la dictadura y no a la concordia”.

Los socialistas elevaron la queja a la institución, que está regulada en el artículo 54 de la Constitución Española, aportando toda la documentación referida tanto al monumento como al proyecto de remodelación del Paseo de Gemanías. “Enviamos el proyecto elaborado por nosotros donde se indicaba que se iba a paletizar el monumento, así como la aprobación del proyecto por parte de este equipo de gobierno y todas las modificaciones existentes, además del manifiesto firmado por profesores y docentes ilicitanos donde se explicaba qué es este monumento franquista. Toda nuestra queja está basada en documentación”.

Otra de las aportaciones que se envió al Alto Comisionado de las Cortes Generales fue el Catálogo de vestigios de la Guerra Civil y de la Dictadura que la propia Conselleria de Participación y Calidad Democrática. Según consta en el informe del Defensor del Pueblo: “Debe resaltarse que el monumento figura en la relación de los elementos contrarios a la memoria democrática y a la dignidad de las víctimas que deben ser retirados o eliminados, que se recoge en el anexo de la Resolución de 9 de noviembre de 2022, de la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, por la que se da publicidad al Acuerdo de 15 de septiembre de 2022, de la Comisión Técnica de Coordinación, relativo a la modificación y actualización del Catálogo de vestigios de la Guerra Civil y la Dictadura en el ámbito de la Comunitat Valenciana. La inclusión del monumento en dicho catálogo implica que es un elemento que ha de ser retirado al no concurrir ninguna de las excepciones previstas en el apartado 6 del artículo 35 de la Ley 20/2022”.

El Defensor del Pueblo, como así aparece en la resolución, solicitó informe al Ayuntamiento de Elche sobre esta cuestión. La resolución indica: “El hecho de que el monumento no tenga ninguna inscripción no excluye de forma automática que tenga un significado contrario a la memoria democrática, pues, como es obvio, los propios elementos arquitectónicos pueden tenerlo por sí mismos sin necesidad de evidenciarlo con una placa o una inscripción. Así, el significado que ese ayuntamiento trata de dar del monumento no parece coincidente con la realidad social e histórica que este tiene en el municipio de Elche. Hay que tener en cuenta que el sentido que la alcaldía, o la mayoría actual de ese ayuntamiento, quiere dar hoy al monumento no le despoja de su real significado, según se desprende de la documentación aportada”.

Por tanto, “los argumentos de la Alcaldía, que se amparan en su propio testimonio y no en documentación, no resultan suficientes, de conformidad con la Ley 20/2022, para mantener el elemento arquitectónico en el lugar que ha ocupado desde el año 1944, máxime cuando la comisión autonómica ya se ha pronunciado acerca de su carácter contrario a la memoria democrática”.

Para los socialistas, esta resolución es muy clara y basada en datos objetivos y no subjetivos. “Atendiendo a los hechos constatados y a los fundamentos de derecho recogidos en la consideración primera, ese ayuntamiento ha de adoptar las medidas oportunas para la retirada de la Cruz de los Caídos por constituir, en este caso, un elemento contrario a la normativa de memoria democrática. Además, dichas medidas son de fácil ejecución para ese ayuntamiento teniendo en cuenta que ya fue aprobado un proyecto que prevé su retirada, así como la adjudicación de las obras necesarias para ello en el contexto de la reforma de la plaza en la que se sitúa”.

Este órgano de relevancia constitucional indica, además, que las obras que han sufrido un modificado para mantener el monumento en la plaza, se conoció “a través de la documentación enviada por nosotros y no por el ayuntamiento que no envió documentación del modificado”.

Por tanto, la resolución del Defensor del Pueblo es clara. “Que se ejecute el contrato de “Restauración y Musealización del refugio antiaéreo número 4 Passeig de Germanies, incluida la urbanización de la plaza, para su apertura al público como centro expositivo de la Guerra Civil en Elche, en el marco de los Derechos Humanos”, tal y como prevé el proyecto que se licitó, y en consecuencia, que se retire el monumento objeto de controversia que está situado en dicha plaza por ser un elemento contrario a la memoria democrática”.

“Se trata de otro varapalo al ayuntamiento gobernado por Pablo Ruz y Vox que trata de enmascarar un monumento franquista con un símbolo de la concordia, algo que nunca ha sido y así ha quedado de manifiesto”.

El PSOE critican las declaraciones de los populares sobre el Defensor del Pueblo

Los socialistas también han criticado las palabras de la secretaria general del PP, Inma Mora, sobre el Defensor del Pueblo. “Cuando el informe de una institución no les interesa, el PP dice que es de parte. Cuando lo hacen ellos, es un informe objetivo. Esa es la forma de hacer del PP, a su antojo, engañando y confundiendo a la gente, sin escrúpulos ni empacho”. Según los socialistas, el PP “se erige como máximo defensor de la Constitución pero cuando un organismo regulado en la Constitución le dice que lo está haciendo mal, salen despreciando la labor de esta institución y al propio Defensor del Pueblo, algo que dice lo mal que encajan que les digan que no hacen las cosas bien”.

Los socialistas han recordado a Mora que el Grupo Parlamentario Popular, con Cuca Gamarra a la cabeza, ha denunciado hechos ante el Defensor del Pueblo, el mismo que hay ahora, y que esta figura ha admitido a trámite, al igual que otros casos donde el PP ha presentado quejas y han sido admitidas. “Así es el PP: no tiene ningún tipo de empacho a la hora de desprestigiar a un órgano constitucional, cuando al mismo tiempo lo usa para su interés”.

El Defensor del Pueblo es el Alto Comisionado de las Cortes Generales encargado de defender los derechos fundamentales y las libertades públicas de los ciudadanos mediante la supervisión de la actividad de las administraciones públicas españolas.Es elegido por el Congreso de los Diputados y el Senado, por una mayoría de tres quintos. Su mandato dura cinco años y no recibe órdenes ni instrucciones de ninguna autoridad. Desempeña sus funciones con independencia e imparcialidad,con autonomía y según su criterio. Goza de inviolabilidad e inmunidad en el ejercicio de su cargo.

El artículo 54 de la Constitución Española indica: “Una ley orgánica regulará la institución del Defensor del Pueblo, como alto comisionado de las Cortes Generales, designado por éstas para la defensa de los derechos comprendidos en este Título, a cuyo efecto podrá supervisar la actividad de la Administración, dando cuenta a las Cortes Generales”.