El presidente de la Diputación de Alicante solicitará una reunión con el alcalde para la construcción de un ADDA en Elche

César Sánchez ha estado en la comida navideña celebrada por el Club Rotary de Elche en el Hotel Huerto del Cura

Diputación Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez
Publicidad

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, anunció que quiere entrevistarse con el alcalde de Elche para que le ceda un suelo para la construcción de un ADDA en terreno ilicitano. El nuevo edificio será una importante inversión, siendo un espacio que pueda dar cobertura a la cultura, a la música, también a las demandas y necesidades que desde el punto de vista empresarial tiene la ciudad de Elche, “será la inversión de la Diputación Provincial más importante en la historia de la ciudad ilicitana y la reunión dependería de que puedan cuadrar las agendas”, ha señalado Sánchez.

Diputación Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez

“Además de compartir mesa y mantel (con el Club Rotary), vamos hablar de cuestiones importantes para la ciudad de Elche y muy especialmente, las inversiones de la Diputación Provincial aquí en esta ciudad. Inversiones que se han producido durante estos últimos años y que tengo la confianza y la esperanza que se puedan seguir produciendo en los próximos años”, ha explicado Sánchez. Sobre la cesión del vicepresidente y diputado de Cultura que pide Compromís, Sánchez ha declarado que es una petición política fruto de la refriega que se acerca y se avecina con la campaña electoral, ya que, Cesar Augusto tiene toda la confianza del presidente.

Diputación Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez

La presidenta del Club Rotary de Elche, Rosa Agulló, al inicio de empezar la comida explicó a los asistentes que las diputaciones habían vuelto a la actualidad política, ya que, el pasado 11 de diciembre el partido popular y el socialista rechazaron en el Congreso de los Diputados la propuesta no de ley presentada por Compromís, blindando así, a las diputaciones. También comentó que hay un desconocimiento general de lo que hacen las diputaciones y de su utilidad práctica.

César Sánchez confesó a los del Club Rotary que ha visitado Elche más veces que ninguna otra ciudad en toda la provincia de Alicante durante esta legislatura. También hizo una crítica al gobierno del botànic sobre competencias que la Generalitat Valenciana quiso quitarle a la Diputación de Alicante entre ellas la gestión de la marca Costa Blanca, siendo la provincia alicantina el 60% del PIB turístico de la Comunidad Valenciana, lo que supone que, de diez turistas siete vienen a la provincia alicantina.

Josep Manel Sánchez

“En estos momentos, en la Comunidad Valenciana desde mi punto de vista, se está produciendo un fenómeno que es el fenómeno del procés de catalanización, es un contagio de lo que ha sucedido durante los últimos treinta años en Cataluña y que está pasando en la Comunidad Valenciana”, expuso Sánchez a los asistentes de la comida y añadió que “si siguen gobernando, posiblemente los próximos cuatro años se van a dar pasos que nos pondrán en la antesala de lo que duró treinta años en Cataluña y aquí puede llegar en menos de una década, que es, el derecho a decidir del poble valencià”.  Otra de las cuestiones que Sánchez destacó es sobre el tema de la ley de mancomunidades y la ley de comarcas, opinando que las provincias en el gobierno del partido socialista y de Compromís no forman parte de su ideario político. El presidente de la Diputación de Alicante no se dejó en el tintero nada, y también quiso hablar de lo que él considera la “mal llamada ley del plurilingüismo”, ley que ataca la ley en vigor del 85 que es la del “Us del Valenciá”, que establecía un mapa lingüístico donde había territorios valenciano parlantes, territorios castellano parlantes y mixtos. Con la nueva ley es obligatorio hablar valenciano en toda la Comunidad Valenciana, sobre todo en educación. También criticó el requisito lingüístico que se aprobará dentro de unas semanas en las Corts Valencianas y que dejará fuera a todos los que hablen castellano, no pudiendo acceder a cualquier trabajo público dentro de la Comunidad Valenciana.

Publicidad