mayoría

El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, del PSPV-PSOE y procesado por el denominado ‘caso Comercio’, ha anunciado que está dispuesto a dimitir si de aquí a la apertura de juicio logra la mayoría en la corporación para que le sustituya su número 2, la también socialista Eva Montesinos, y “sin condiciones” por parte de los otros partidos.

En una comparecencia sin preguntas, Echávarri ha señalado que trasladó el pasado viernes esta determinación tanto al president de la Generalitat, Ximo Puig, como al secretario de Organización del PSPV-PSOE, José Muñoz, a quienes ha agradecido su “comprensión y apoyo”.

El alcalde ha sostenido que el apoyo de los 15 concejales (la mitad más uno de la corporación municipal) debe producirse “sin ninguna condición” y ha añadido que “no se reeditarán tripartitos ni fracasos”, ha dicho en referencia al acuerdo de gobierno que le aupó a la alcaldía en junio de 2015 junto a Guanyar Alacant (EUPV-IU, Podemos e independientes) y Compromís.

El objetivo de su hipotético “paso atrás” es “asegurar el voto para la continuidad del proyecto socialista”. El PP tiene ocho concejales en el ayuntamiento de un total de 29, por 6 del PSPV-PSOE y cinco tanto de Guanyar y Ciudadanos (Cs) y tres de Compromís, mientras que hay dos no adscritos (ex de Guanyar y de Cs).

Puig admite posibles “prácticas no correctas” de Echávarri y pide una “solución política”

El president de la Generalitat y líder del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha admitido que el alcalde de Alicante, el también socialista Gabriel Echávarri, ha podido incurrir en “prácticas no correctas” aunque no en corrupción, y ha abogado por una “solución política” para la “crisis” que vive el ayuntamiento.

Preguntado por la situación judicial de Echávarri ante su próximo procesamiento por el denominado ‘caso Comercio’ y su intención de mantenerse de alcalde, Puig ha señalado que está “a lo que los jueces y la Justicia determinen”.

“Hay una crisis política en el ayuntamiento de Alicante desde hace tiempo y las crisis políticas tienen que tener una solución política”, según el secretario general de los socialistas valencianos, quien ha sostenido su convencimiento de que Echávarri primará “el interés general de la ciudadanía” en su toma de decisiones.

En todo caso, Puig ha subrayado que la situación judicial del alcalde del PSPV-PSOE no está vinculada a un proceso de corrupción, y ha agregado “es lamentable que (desde algún sector) se plantee en estos términos”, ha añadido.

“De lo que sé hasta el momento no hay corrupción pero puede haber prácticas no correctas”, ha admitido el president, quien, tras manifestar que respeta lo que digan los Estatutos del PSOE, apuesta por que “más allá de los estatutos, hay que buscar lo mejor para los ciudadanos de Alicante”.

Ha proseguido que de las últimas elecciones municipales en Alicante hay que extraer que los ciudadanos demandaban “estabilidad y un buen gobierno”, al mismo tiempo que “no querían un gobierno del PP y sí de progreso”.

Por su parte, se ha comprometido a “vigilar el interés general de los alicantinos” ya que la ciudad es “fundamental en la Comunitat Valenciana” y merece un gobierno “sólido, de progreso y capaz de conectar con la Generalitat”.

También ha comentado que el PSPV-PSOE de la capital alicantina ha convocado una asamblea en la que el actual secretario general, Echávarri, “no se a presentar”, y ha insistido en que la resolución de la actual crisis municipal debe ser “política”.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante

1 COMENTARIO