Detenido en Albatera un peligroso delincuente armado y con 275 kilos de droga

La Guardia Civil ha detenido en la localidad alicantina de Albatera a un delincuente que, en el momento de su detención, estaba armado y al que se le incautaron 275 kilos de diferentes tipos de droga almacenados en un escondrijo en su vivienda y con un valor de cerca de 1,5 millones de euros.

armado
PublicidadJuega Limpio Orihuela

La Guardia Civil ha detenido en la localidad alicantina de Albatera a un delincuente que, en el momento de su detención, estaba armado y al que se le incautaron 275 kilos de diferentes tipos de droga almacenados en un escondrijo en su vivienda y con un valor de cerca de 1,5 millones de euros.

Según ha informado el Instituto armado, el arrestado, de 37 años y nacionalidad marroquí, está acusado de los delitos de tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, falsificación documental, atentado grave a agente de la autoridad, contra el patrimonio y contra la seguridad vial, y cuenta con seis requisitorias judiciales.

Publicidad

En la misma operación se ha detenido a otro hombre (cooperador) y a una mujer (pareja del sospechoso), de 19 y 32 años y nacionalidad marroquí y española, respectivamente, y ha investigado a un hombre español, de 54, por su supuesta implicación en estos delitos.

En el registro realizado en la vivienda del principal detenido, se encontraron junto a él dos armas de fuego cortas cargadas y listas para ser utilizadas, una de ellas modificada para “disparar a ráfaga, como si se tratara de un subfusil”.

Del mismo modo, dentro de un zulo excavado en la pared de la habitación, tapado con el cabecero de la cama, se hallaron más de 276 kilos de droga (262 de hachís y 14 de marihuana, y 132 gramos de cocaína en roca) procedentes de “vuelcos” (robos de droga) realizados a bandas rivales, valorada en cerca de 1,5 millones de euros.

El detenido, al que, según la Benemérita, “se le puede llamar ‘El solitario’ de la Vega Baja”, supuestamente cometió anteriormente varios atracos a estaciones de servicio, robos con violencia en los que se han utilizado armas de fuego, y tres fugas a las fuerzas del orden.
Conocedor de las seis requisitorias judiciales que recaían sobre él (Orihuela, Elche, Vinarós-Castellón, Granada, Sevilla y Vera-Almería), se había afincado en una casa aislada en la localidad de Albatera, “montada estilo búnker, impenetrable desde fuera y, construida en su estructura interior con paredes falsas para ocultar droga y varias armas”.

Cuando salía, era “el perfecto vecino, siempre amable y educado”, pero, “nada más montarse en su vehículo, ya comenzaba a cometer delitos”. En sus acciones, portaba una carta de identidad falsa y el coche tenía las placas de matrículas falsificadas, y se caracterizaba con “una peluca que en ocasiones le hacía asemejarse a una mujer, si se le miraba de espaldas”.

Debajo de esa apariencia se escondía “un hombre peligroso, curtido por el tiempo que había estado en la cárcel, y que desconfiaba de formar parte de cualquier grupo criminal que no fuera el suyo propio”. De hecho, “solo se dedicaba a realizar ‘vuelcos’ a bandas de traficantes de droga, operaciones en las que iba armado y se hacía pasar por policía, y descartaba las minucias del menudeo, siempre vendiendo a sus clientes las cantidades por kilos”.

Si en su camino se encontraba con alguna patrulla que pretendía darle el alto, la esquivaba poniendo en peligro la circulación de los demás usuarios de la vía, “y no dudaba en embestir contra ellos su vehículo para causar lesiones a los agentes”.

La Guardia Civil de Crevillente ha investigado a este hombre desde diciembre, en una “compleja operación” en la que, debido a sus antecedentes y sabiendo que iba armado, “han tenido que extremar las medidas de seguridad”.

Tras su detención, el delincuente ha pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Elche, que ha decretado su ingreso en prisión.

Publicidad