fbpx

Compromís lleva al Síndic de Greuges el veto del Ayuntamiento de Busot a un acto por el 25N

La queja se debe a que el Ayuntamiento se negó a ceder un espacio público, la Casa de Cultura, a las regidoras de la coalición con motivo de una charla abierta contra la violencia machista.

Compromís ha presentado ante el Síndic de Greuges una queja contra lo que considera una vulneración de los derechos fundamentales de participación pública y política en Busot (Alicante) después de que el Ayuntamiento, en manos del PP, optara por no hacer ninguna conmemoración el 25N, día de la lucha contra la violencia que sufren las mujeres.

Compromís ha trasladado este lunes a la Sindicatura de Greuges una queja contra la negativa del equipo de gobierno de Busot -dirigido por el alcalde y vicepresidente de la Diputación, Alejandro Morant- a ceder un espacio público –la Casa de Cultura–, a las regidoras de la coalición con motivo de una charla abierta contra la violencia machista.

El encuentro programado, según ha precisado la coalición en un comunicado, estaba enmarcado en la semana internacional de la lucha contra violencia que ya contabiliza más de 50 mujeres asesinadas en 2019.

La portavoz de Compromís per Busot, Alícia Climent, ha denunciado al Síndic lo que considera una vulneración de los derechos fundamentales de participación pública y política en un municipio que “fue el único de todo su entorno que no realizó ningún acto institucional o lectura del manifiesto de condena propuesto por la ONU contra la violencia de género”.

Climent ha recordado que la actividad se enmarcaba dentro de las jornadas celebradas internacionalmente en motivo del 25 de noviembre (25N), “que no solo no deberían de ser vetadas sino promovidas por parte del consistorio en base al pacto de estado contra la violencia de género”.

Compromís ha recordado que el equipo de Gobierno del PP en Busot denegó la licencia para la celebración de la actividad dando “como única fundamentación, que se trata de un acto político”.

La formación ha considerado que con esta acción Morant “incumple la Constitución Española, que establece en su primer artículo como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político y prohíbe, expresamente, cualquier tipo de discriminación por razón de creencia o ideología en su segundo capítulo”.

Artículos relacionados

CatalanSpanish