```

Noticias de Alicante y provincia

miércoles, 24 abril 2024

Compromís reclama al Consell la regulación de las bebidas energéticas y las azucaradas

Plantea que la legislación valenciana al respeto aborde la limitación de la publicidad de estas bebidas cuando vaya dirigida a las y los menores de edad, como consecuencia de sus efectos nocivos sobre la salud

El grupo parlamentario Compromís ha registrado en las Corts una proposición no de ley con la que insta el Consell a impulsar la normativa necesaria para regular el consumo de las bebidas energéticas y las azucaradas atendiendo las problemáticas sobre la salud pública que presentan en la totalidad de la población y, en especial, sobre las personas menores de edad.

Cómo explica el diputado y portavoz de Sanidad, Carles Esteve, “con esta iniciativa queremos recoger una alarma que observamos especialmente en familias con hijos o hijas adolescentes, pero también por parte de profesionales sanitarios que desde hace tiempos están advirtiendo que este tipo de productos son muy perjudiciales para la salud y deben tener una regulación específica”.

Atendiendo a estas advertencias de la comunidad médica sobre los efectos de las bebidas mal denominadas como energéticas sobre la salud, ya son varias las comunidades autónomas que preparan normativas para regularlas.

El octubre pasado el gobierno gallego dio a conocer los avances en el desarrollo de una ley que prohibirá la venta de bebidas energéticas a los menores de edad. La Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia pretende equiparar estas bebidas con el alcohol; el gobierno de Castilla y León también se ha pronunciado en favor de aprobar de una ley similar.

Para Esteve “no nos podemos quedar de brazos cruzados después de conocer estudios que relacionan el consumo de estas bebidas con efectos nocivos sobre la salud de los adolescentes como: la ansiedad, irritabilidad, nerviosismo y alteraciones del sueño; entre otros. También hay riesgos para las personas adultas en el funcionamiento cardiovascular y alteraciones psicológicas asociadas a los hábitos de sueño y descanso, entre otros”.

“En el mismo sentido, desde la comunidad científica se alerta sobre los problemas que las bebidas azucaradas tienen sobre la salud pública y, de nuevo, especialmente sobre las personas más jóvenes. Por eso consideramos una prioridad la regulación en el territorio valenciano del consumo de bebidas energéticas y las azucaradas en términos similares a los que desde otras autonomías se está planteando”.

En concreto Compromís plantea que la legislación valenciana al respeto aborde la limitación de la publicidad de estas bebidas cuando vaya dirigida a las y los menores de edad, como consecuencia de sus efectos nocivos sobre la salud. Que se regule también la ubicación de las bebidas energéticas en los establecimientos, evitando que estén situadas junto a los refrescos, para diferenciarlas de los mismos.

Así mismo se propone que en la regulación de las máquinas de vending se prohíba que contengan “bebidas energéticas” por el hecho de ser un canal tanto de publicidad como de acceso directo a estos tipos de productos para menores.

Finalmente se plantea la regulación del patrocinio de estas bebidas, en especial, cuando las personas menores de edad sean susceptibles de percibir los mensajes persuasivos que pueden derivar de esta actividad. Y el control de la publicidad sobre el público en general, restringiendo el contenido de esta en los términos que sea recomendable por las personas expertas, así como incluyendo las advertencias que sean requeridas por los expertos, para ocuparse del problema de salud pública que generan estas bebidas.