Compromís califica de “emergencia” la situación de la recogida y tratamiento de residuos en Alicante

Los valencianistas consideran que la gestión de los residuos supone un problema económico, medioambiental y político para la ciudad e insta al gobierno municipal a reaccionar

Natxo Bellido, el alcaldable de Compromís en Alicante, posando sonriente.
Natxo Bellido, el alcaldable de Compromís en Alicante, posando sonriente.
Juega Limpio Orihuela

El grupo Municipal de Compromís en el Ayuntamiento de Alicante ha calificado la situación de la recogida y tratamientos de residuos en la ciudad de emergencia, ante lo que considera que es un problema medioambiental para la ciudad pero que también puede convertirse en económico ante el incumplimiento de los compromisos de reciclaje marcados por la Unión Europea.

“Estamos reciclando muy poco (entorno al 8%) y muy por debajo de los niveles que nos exige la UE y es imprescindible que el Ayuntamiento se ponga las pilas en la gestión de residuos para que, ya que es imposible que cumplamos los objetivos en 2019, al menos empecemos a caminar hacia ellos y podamos evitar las multas de la Unión Europea”, ha destacado Natxo Bellido, portavoz de Compromís.

La Unión Europea ha multado a diferentes ciudades por la mala gestión y el incumplimiento de los acuerdos en materia de gestión de residuos como es el caso de Gijón por mala gestión de aguas residuales o los caso de Italia (40 millones de euros más una multa semestral de inicio de 42.800 €), Grecia (10 millones de euros más una multa semestral de inicio de 14.520 €) o Eslovaquia (1 millón de euros más una multa semestral de inicio de 5.000 €), entre otros, por mala gestión de los residuos.

Desde Compromís han reivindicado la urgente necesidad de tener una política eficiente en materia de recogida de residuos con políticas que “ya se implantaron en 2015 como el quinto contenedor o el compostaje en algunos barrios y que a día de hoy han quedado totalmente abandonadas”. Estas iniciativas ayudarían a reducir la cantidad de desechos que llegan al vertedero y a alargar su vida útil y por ello han reclamado que se retomen y que se destinen recursos humanos y económicos a las mismas.

Bellido también ha destacado la importancia de cumplir con el Plan Integral de Residuos de la Comunidad Valenciana y que prevé entre otras medidas la necesidad de contar con educadores ambientales y avanzar en la gestión de residuos domésticos.

“Ya no se trata de alcanzar unos objetivos de aquí a final de año que a día de hoy son imposibles sino de demostrar que estamos haciendo algo para avanzar, que nos estamos poniendo las pilas en vez de estar paralizados”, ha destacado Bellido, quién además ha afirmado que existe la financiación para ir avanzando, como los hasta 2 millones de euros de fondos europeos que la Generalitat podría poner a disposición del Ayuntamiento de Alicante si hay una mejora en esta materia. En este sentido la coalición se ha mostrado dispuesta a colaborar con el gobierno municipal siempre y cuando haya voluntad para mejorar la gestión de los residuos.

Por último, desde Compromís se han mostrado preocupados porque en la última propuesta del gobierno municipal de inversiones financieramente sostenibles no hay ni una sola propuesta que tenga que ver con la gestión o el tratamiento de residuos, algo “chocante” cuando esta materia ha de ser una de las prioridades del mandato.