Castilla-La Mancha recurrirá el triple trasvase del Tajo al Segura

García-Page: "no vamos a ceder un milímetro en la fuerza y en la tenacidad en la defensa de un río que soporta una hipoteca nacional realmente de vergüenza".

Toledo
Juega Limpio Orihuela

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a recurrir el triple trasvase de 60 hectómetros cúbicos de la cabecera del Tajo al Segura aprobado por el Gobierno, así como las nuevas tarifas para usar el agua del trasvase Tajo-Segura, porque entiende que se ha vulnerado el procedimiento para fijarlas.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado este martes la presentación de ambos recursos y ha comentado que está convencido de que el Gobierno de España, “al contrario de lo que ha estado diciendo, está preparando doblar el trasvase que nos ha colocado por triple recado hace escasas semanas”. García-Page ha considerado que el trasvase aprobado es “absolutamente injusto” y ha afirmado que “es llamativo ver cómo la mitad de España está desbordada, que hay pantanos en las cuencas del Levante que tienen en porcentaje mucho más que la cuenta del Tajo, sobre todo del Tajo alto, y sin embargo se sigue con mucha ansiedad pidiendo un agua tirada de precio”. Y ha lamentado que se esté pidiendo “teniendo como se tienen desaladoras paradas o con muy bajo rendimiento como las de Torrevieja o Carboneras”.

Asimismo, ha avanzado que se van a recurrir las nuevas tarifas que se han fijado para usar el agua del trasvase, porque se ha vulnerado el procedimiento establecido legalmente
En este sentido, García-Page ha asegurado que no le interesa discutir por el precio, “incluso si el agua del trasvase es regalada para los murcianos”, con tal de que “todo el mundo sepa que somos los españoles los que estamos pagando ese metro cúbico”. “Vamos a recurrir la nueva aplicación de las tarifas del trasvase, que es tanto como decir que los españoles regalamos el agua del Tajo pero se la prohibimos a los ciudadanos que viven en el entorno del Tajo”, ha aseverado el presidente castellanomanchego. García-Page ha añadido: “Ojalá que el Gobierno tenga coraje, y lo mismo que hace con el metro cúbico del Tajo lo haga con el metro cúbico de las desaladoras, seguramente todo el mundo en el Levante se apuntaría con claridad al agua desalada”. “Por mí, que el agua del trasvase se equipare a las de las desaladoras, que nadie ponga el pretexto del precio del metro cúbico, si entendemos que el país tiene que subvencionar en el precio del agua a toda una región puede ser un coste que asumamos entre todos los españoles”.

No obstante, ha advertido “no vamos a ceder un milímetro en la fuerza y en la tenacidad en la defensa de un río que soporta una hipoteca nacional realmente de vergüenza”.