Carta abierta al director de El Corte Inglés de Alicante

Cada vez que un centro cultural se cierra se comete un crimen contra la sociedad, contra la educación y contra el civismo, como ha pasado con el cierre de Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Alicante.

Juega Limpio Orihuela

Ayer tarde 6 de septiembre 2019, a eso de las 20.15 estuve en la puerta Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Alicante, en la que llamamos los alicantinos el de Galerías, y tenía una nota que decía: cerrado por reformas. Como la puerta estaba abierta metí la narizota mía (periscopio) y, gran sorpresa, la reforma consiste en un almacén con estanterías ocupadas con mercancías diversas y enseres. Es decir, que han usado un espacio cultural de conferencias, exposiciones de pinturas o fotografías, presentaciones de libros, recitales poéticos y eventos culturales como almacén. ¡Qué vergüenza torera! Cambiar cultura por mercancías. Ahorrar con cultura.

Increíble pero cierto,  desconozco si ha sido una orden de Madrid, de la dirección de la central, pero he de decir que ha sido una cagada, sí,  señor director, una cagada grande, que la gente de la cultura no merecemos. Pienso que cuando te amputan un dedo por diabetes acaban amputándote todo el cuerpo, que es lo que va a pasar con El Corte Inglés que no se sostiene en un mercado globalizado, donde lo que hacen falta son nueva ideas y no quedarse como en los años 60.

Yo que además de conferenciante soy pintor cada vez que iba compraba material de pintura, la última vez que fui, antes de cerrar, en julio, compré cerca de 100 euros en materiales de pintura, y como yo otros pintores. Que como han cerrado nuestro ágora cultural ya no tengo que ir a comprar pinturas ni nada, y como yo lo harán otros pintores. Y además propongo a otros pintores hacerle un boicot o al menos dimita.

Muchos poetas y escritores comprábamos algún que otro libro o material de escritorio, era una gran aula de reuniones y encuentros con amigos. Usábamos el parking, de pago claro, hacíamos uso del supermercado, y siempre acabábamos en la cafetería de la quinta planta o en la de abajo, que teníamos como lugar de citas, pero esto se ha acabado.
Tengo que decirle que va a perder muchos clientes tanto de compra directa como por Internet.

Han dejado fuera a la coordinadora y relaciones públicas, que tanta publicidad generaba. Empezaron ahorrando la Agenda mensual impresa, y pasó a un formato digital. La miseria trae más miseria, y todo para ahorrarse a uno o dos empleados, sillas y electricidad.

La política de ahorro trae consigo menos publicidad, y menos visibilidad en el mercado. La ruina trae más ruina y menos beneficios. Yo estoy muy cabreado y le ánimo a otros asiduos a hacer un boicot al el corte inglés, con minúscula de Alicante por su mala gestión. Si fuera una entidad pública hubiéramos organizado una sentada en la puerta, pero como es privado, nada se puede hacer, sino el vilipendiado y el boicot.

Señor director de El Corte Inglés, usted ha ofendido la inteligencia de muchos alicantinos amantes de la cultura al cerrar un foro tan importante como era Ámbito Cultural, para convertirlo en almacén y ahorrar empleados. La miseria trae miseria, porque muchos como yo no vamos a ir a comprar ni lotería siquiera.

Si, años atrás, en el 2000 la cultura en Alicante había levantado cabeza, fue gracias a Ámbito Cultural, ahora  se pierde unos puntos de estos vértices de cultura. Ya sabemos que las instituciones no invierten lo suficiente en cultura, piedra angular de la juventud y sociedad, pero que lo haga nuestro Corte Inglés,  increíble pero cierto. Sí ha oído bien es “nuestro” Corte Inglés, aunque se haya perdido la empatía con la sociedad, que tenía antes, como lo fue también cerrar el Aula de la CAM que pasó al Sabadell, y cerró hasta la biblioteca de Gabriel Miró de la Avda. de Ramón y Cajal.

Pido a todas mis amistades virtuales o físicas que difundan esta carta a ver si llega a la central de Madrid.
BENEFICIOS SIN CULTURA NO ES POSIBLE.

Ramón Palmeral.
Escritor, pintor y poeta.