Luis Barcala, reelegido alcalde de Alicante

El líder popular logra retener la alcaldía alicantina gracias a que su partido fue el más votado el 26M y a que no ha habido otra alternativa política con 15 votos (la mayoría absoluta). El alcalde obtiene 14 (los 9 del PP y los 5 de Cs). El resto de formaciones vota a su propio candidato.

Luis Barcala portando la vara de mando y proclamado oficialmente alcalde de Alicante.
Luis Barcala portando la vara de mando y proclamado oficialmente alcalde de Alicante.
Juega Limpio Orihuela

“Habemus alcalde en Alicante”. El popular Luis Barcala es oficialmente el nuevo alcalde de la capital alicantina y de esta forma logra retener la alcaldía que conquistó hace un año y dos meses. El máximo regidor ha sido investido con los 9 votos de su partido y los 5 de Ciudadanos, formación con la que gobernará en esta legislatura 2019-2023. Aunque los 14 votos no han servido para obtener la mayoría absoluta (15 concejales), Barcala es alcalde por liderar la lista más votada el 26M y por no haber otra alternativa política. Los partidos de la oposición (PSOE, Podemos, Compromís y VOX) han votado a sus propios candidatos.

Lo que se ha confirmado a las 11:53 horas en el Salón Azul del Ayuntamiento parecía condenado a producirse desde la noche electoral. La aritmética invitaba a ello, y aunque “La Operación Puig” se colara en medio, la investidura de Barcala y un gobierno PP-Cs era  una apuesta casi  segura y ganadora. La duda en el pleno de hoy era saber si VOX apoyaba al aspirante popular, pero la firme negativa de Barcala de que “los debutantes conservadores” entraran en el ejecutivo alicantino y la inclusión del área LGTBI a la concejalía de Igualdad han terminado de declinar el voto afirmativo de VOX.

El pleno de investidura arrancó con un retraso de más de 20 minutos. El turno de “juramentos” y “promesas” nos dejó algunos detalles curiosos como fue el “no saludo” del portavoz de Podemos (Xavi López) al de VOX que también ejerció como vocal en la mesa de edad (Mario Ortolá); los “juro por España” de los dos ediles de VOX, y los “juro” y prometo, según la agrupación política. El primero de ellos se vio en los partidos de la derecha y el segundo principalmente en los de la izquierda. En este último,  algunos de sus integrantes  lo pronunciaron en valenciano como Paco Sanguino (PSOE), Natxo Bellido (Compromís) y  el propio Xavi López. Por su parte, los concejales del PP, Cs y VOX lo recitaron en castellano.

Entrando en materia, Luis Barcala presentó sus credenciales ensalzando su gobierno de su ya anterior mandato y contraatacó a los discursos de los lideres de la izquierda: “Hace poco más de un año asumí el Ayuntamiento y lo hice tras el fracaso del tripartito de izquierdas, que demostró no estar a la altura de la oportunidad. Dieron un recital de egoísmo político, que desembocó en una paralización de la ciudad”. Como ya hemos adelantado, el líder del PP replicó a las duras críticas que vertió la izquierda alicantina, especialmente Podemos, contra su partido: “Han sido discursos rancios, iguales que hace cuatro, ocho y doce años. El resultado de las urnas avala nuestra gestión. Es necesario continuar con la tarea del pasado año. Los alicantinos no quieren volver a revivir tiempos pasados”. Además, Barcala reivindicó su condición de “alcalde legítimo” tras ganar las elecciones del 26M: “Los alicantinos han hablado claro en las urnas con el PP como la lista más votada. Con estos resultados me presento con toda la legitimidad a ocupar la silla de alcalde de la ciudad de Alicante”. Siguiendo la misma línea, puso en valor su forma de hacer política parafraseando a Aristóteles: “No hace falta un gobierno perfecto sino uno práctico”. Por esta razón, alabó su futuro gobierno con Cs en el se priorizará “el interés general” al partidista y afirmó que con un ejecutivo encabezado por él es “la mejor garantía de que se van a poner los recursos al servicio de los ciudadanos”.  Por último, acabó “tendiendo puentes” con la corporación municipal y pronunció una promesa: “Conmigo como alcalde tienen la garantía de que no voy mirar el color político y  mi prioridad es buscar el máximo consenso. Prometo trabajo y más trabajo, así que abran sus puertas a los alicantinos y denme su respaldo”.

Luis Barcala portando la vara de mando y proclamado oficialmente alcalde de Alicante.
Luis Barcala portando la vara de mando y proclamado oficialmente alcalde de Alicante.

Eso fue antes de conseguir la vara de mando. Una vez que se proclamó oficialmente nuevo alcalde de Alicante, vimos a un Luis Barcala que quiso disfrutar de su momento y no se dejó ningún detalle en el tintero al protagonizar un discurso completo y extenso, en el que en su desenlace “pidió disculpas” por su densidad en un tono distendido. En su último discurso de la mañana, el líder popular hizo especial énfasis en “situar a Alicante donde se merece” porque ya no somos unos y otros, y  los alicantinos no quieren revanchas o ajustes de cuentas sino diálogo”. Además, manifestó su interés por “mantener buenas relaciones con el gobierno de la Comunitat”. Del mismo modo, confirmó que solicitará una reunión con el presidente Ximo Puig y sobre el Botànic II que se selló en Alicante lo ve bien, pero que lo importante “no son las fotos sino los fondos”. En el resto de sus discurso desgranó el programa de su campaña “Ilusión por Alicante” (generación de empleo como mejor política social; Alicante como ciudad turística e industrial, la familia como eje vertebrador, la bajada de impuestos…) y mostró su compromiso con la Constitución de 1978. “Somos alicantinos, valencianos y españoles y no renunciamos a todo lo que ello significa”. Incidió en que “Alicante es de todos” y animó al resto de grupos a que se adentren en ese espíritu de “unión” que despiertan las Hogueras, la fiesta alicantina por excelencia alicantina que está al caer.

Luis Barcala terminó su intervención visiblemente emocionado y con un “Viva Alicante y vivan los alicantinos”.

“La socia de gobierno” y “el sorprendente ofrecimiento” de Sanguino

Otra de las protagonistas de la mañana ha sido Mari Carmen Sánchez. La líder de Cs tendrá un papel importantísimo en el nuevo gobierno alicantino al convertirse en vicealcaldesa y en portavoz del ejecutivo municipal. En su discurso, manifestó su intención de dar carpetazo a otras formas de hacer política en Alicante: “No podemos hacer del pleno un ring o una pelea de gallos. Alicante está por encima de todo. Del mismo modo, ha dado un aviso reivindicando el peso de Ciudadanos en este ejecutivo: “No seremos una comparsa muda”. Además, expresó la necesidad de potenciar “políticas sociales eficientes” y para ello no se escondió en su intención de “eliminar gastos superfluos”. Por último, se desmarcó especialmente de VOX con su “guiño” al colectivo LGTBI: “Quiero una ciudad libre de prejuicios xenófobos, libre de violencia de género, abierta a todas tipo de familias, un Alicante como paradigma de libertad”.

Luis Barcala y Mari Carmen Sánchez hablando antes de entrar al pleno de investidura / Alex Ferrer
Luis Barcala y Mari Carmen Sánchez hablando antes de entrar al pleno de investidura / Alex Ferrer

Sin embargo, el movimiento más sorprendente fue el que protagonizó Paco Sanguino. El líder socialista animó al resto de fuerzas, sin contar con PP y VOX, a que se unieran y votarán por el alcaldable del PSPV. Especialmente incisivo estuvo con Cs: “Ofrezco un acuerdo colectivo porque cuando Ciudadanos habla de regenerar la política no miente, y solo lo puede hacer si se aleja de quienes la han pervertido sistemáticamente. Tampoco miente cuando dice ser de centro, y para eso hay que alejarse de la extrema derecha”. Este movimiento no tuvo ningún efecto práctico y fue criticado por su tardanza por los partidos del extinto tripartito de izquierdas.

El tono más crítico lo encabezó el líder de Podemos. López fue muy duro con el ya segundo mandato de Luis Barcala y afeó tanto a PSOE como a Ciudadanos que lo posibiliten: “El PSOE ha renunciado a gobernar esta ciudad y Ciudadanos se ha tirado a los brazos de la derecha. Sanguino tenía que haber hecho ese ofrecimiento mucho antes porque desde Unidas Podemos estuvimos trabajando desde el minuto uno para conformar esa mayoría que evitara que el PP, el partido más corrupto de Europa, gobernarse de nuevo la alcaldía de Alicante”.

Por su parte, Natxo Bellido dijo que “no se fía de Barcala porque seguro que no tiene empacho en pactar con la extrema derecha” ni de las derechas porque “nunca se han fijado en el interés general de la ciudadanía”. Además, criticó “el cambio de cromos” y reiteró que los ciudadanos  habían colocado a Compromís en la oposición (un mensaje con ataque subliminal al PSOE). Finalmente, avisó a que  su partido “se opondrá a cualquier milímetro de retroceso en los derechos humanos y en la lucha de la violencia machista”.

Finalmente, Mario Ortolá se centró en dejar claro que “los únicos protagonistas deben ser los alicantinos” en este mandato que hoy se inicia. Otro de sus ejes prioritarios fue lograr que Alicante sea “una ciudad mas segura y más limpia”. Además, incidió en “la eliminación de chiringuitos: “El Ayuntamiento no debe ser una agencia de colocación y debe tener una una distribución justa de subvenciones”. Animó acabar con estas políticas para potenciar “una administración más eficiente donde se pague menos impuestos y se potencien más las políticas sociales realmente necesarias”. Siguiendo la misma línea, puso un ejemplo de política social que debe revertirse: “Hay niños con autismo que son enviados a casa por falta de medios”. Finalmente le lanzó una advertencia a Barcala: “No merece la pena renunciar a los valores y ceder al chantaje porque los intereses de los partidos jamás pueden estar por encima de los alicantos”. Terminó su discurso con un “Viva Alicante y viva España”.

Castedo y Bonig

Al pleno de investidura han asistido entre otros las síndicas de PP y Vox en las Corts Valencianes, Isabel Bonig y Ana Vega, además de la diputada de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Marta Martín.

Luis Barcala y Mari Carmen Sánchez hablando antes de entrar al pleno de investidura / Alex Ferrer
Sonia Castedo, ex alcaldesa de Alicante, junto a Valor y Luna en la investidura de Barcala / Alex Ferrer

Asimismo, han asisitido los exalcaldes ‘populares’ Miquel Valor y Sonia Castedo, además, del exalcalde socialista, Angel Luna, entre otras personalidades.

Barcala, alcalde por encabezar la lista más votada

Finalmente, acabamos recapitulando que Luis  Barcala ha logrado la vara de mando en primera votación y como cabeza de lista del partido más votado el pasado 26 de mayo. El candidato del PP ha conseguido los 14 votos a favor del PP y Cs de una corporación de 29 ediles.

Luis Barcala entrando sonriente al pleno de su investidura / Alex Ferrer
Luis Barcala entrando sonriente al pleno de su investidura / Alex Ferrer

El resto de formaciones se han votado así mismas: El PSPV ha sumado 9, y Compromís, Unides Podem y Vox, dos cada una. En primera votación ningún candidato ha logrado la mayoría absoluta fijada en 15 votos.