```

Noticias de Alicante y provincia

jueves, 25 abril 2024

El grupo socialista acusa a la corporación local de Alicante de ‘falsear’ resultados de sonómetros

Manifiestan que 'el gobierno municipal ofrece mediciones de sensores municipales que no existen'

El Grupo Municipal Socialista, a través del concejal Raúl Ruiz, ha denunciado este martes, 26 de marzo, que se están falseando los resultados que arrojan algunos de los sensores de ruido que tiene instalados el Ayuntamiento de Alicante en diferentes viales de la ciudad. El edil ha reclamado explicaciones al equipo de gobierno en el transcurso del pleno ordinario, ya que sostiene que ha comprobado que determinados dispositivos no existen, puesto que las carcasas que los recubren se encuentran vacías. No obstante, según explican, la web municipal habilitada para monitorear la actividad de los sonómetros ofrece resultados de las mediciones realizadas, precisamente, donde no hay sensores de ruido.

El concejal ha realizado el expositivo de una pregunta que no ha sido admitida al agotarse el tiempo reglamentario para su formulación. Según su intervención, es falso que existan medidores dispuestos en la Plaza Gabriel Miró y en la calle Mayor haciendo esquina con con calle Muñoz, tal y como se asegura en la web municipal. En su lugar hay una serie de carcasas vacías y no existen dispositivos que midan el volumen de ruido. Y lo mismo ocurre con el ubicado en la calle San Francisco, que lleva cuatro meses sin ofrecer datos de las mediciones. Ha subrayado que dichas mediciones han servido para elaborar hasta cuatro informes y dos peritajes sobre los que se ha basado todo el proceso judicial del ruido.

El edil ha recordado que los responsables municipales aseguraron en noviembre que los 22 medidores de ruido colocados en diferentes puntos de la ciudad servirían para recoger datos durante 13 días y, de esta forma, disponer de un diagnóstico con el que poder trabajar. “Estamos casi en abril y nada se sabe porque Barcala está instalado en el inmovilismo. De hecho, y en relación al casco antiguo, no sabemos cuándo piensan convocar la comisión para avanzar en ese borrador de Plan Zonal de Protección Acústica Especial que sigue indefinido”.

Raúl Ruiz ha añadido también que el equipo de gobierno no ha resuelto las alegaciones a la ordenanza del ruido. “Lo que están haciendo en realidad es bloquearla descaradamente para no tener ningún instrumento con el que regular ninguna zona ZAS”.

El Grupo Socialista ha venido defendiendo la necesidad de paralizar la tramitación de la normativa que contempla la reducción del horario de los veladores hasta que no se apruebe de forma definitiva la Ordenanza de Protección Contra la Contaminación Acústica y Vibraciones, que sigue tras todo ese tiempo guardada en el cajón del gobierno del PP.

“El alcalde está tratando de desviar la atención con la ordenanza reguladora de la Ocupación Temporal de la Vía Pública. Es una forma de enmascarar que el Ayuntamiento no está solucionando el grave problema de contaminación acústica que afecta a la salud de las vecinas y vecinos. La ordenanza del ruido fue aprobada en el pleno de forma provisional en abril de 2023 y, desde entonces, Barcala la mantiene escondida. Ha quedado demostrado que actuó sólo por mero interés electoral un mes antes de los comicios, protagonizando un ejercicio de trilerismo para intentar sofocar el debate”, ha subrayado la portavoz socialista, Ana Barceló.