La Guardia Civil detiene al exministro de trabajo Eduardo Zaplana por cohecho y blanqueo de capitales en la operación Erial

La orden de arresto contra el expresidente de la Comunidad Valenciana es por dinero negro obtenido en comisiones conseguidas por adjudicaciones irregulares y están siendo detenidas unas siete personas acusadas de los mismo delitos

Zaplana Diario de Alicante

El domicilio en Valencia del exministro Eduardo Zaplana, a primera hora de la mañana, era un hervidero de guardia civiles, sobre todo, de la Unidad Central Operativa (UCO). El Juzgado de instrucción número 8 había emitido una orden de arresto, ya que, llevaba tiempo investigándolo por dos delitos: uno por cohecho (cobro de sobornos) y el otro, por blanqueo de capitales. Según fuentes policiales, se está realizando un registro tanto en la vivienda de Valencia como en un despacho que Zaplana tiene en Madrid. Las investigaciones llevadas a cabo se centran en el periodo en que Zaplana fue presidente de la Generalitat en los años 1995 y 2002, donde se produjeron la mayoría de comisiones y la otra acusación que pesa contra el exministro de trabajo es el de traer a España dinero negro de paraísos fiscales. El nombre del expresidente de la Comunidad Valenciana apareció vinculado en otras operaciones de corrupción, donde Ignacio González le citó en sus conversaciones grabadas durante la operación Lezo. Otro que no dudó en mencionarlo en sus declaraciones en el juicio de la Gürtel fue su sucesor y expresidente Francisco Camps, que habló de Zaplana como el responsable de introducir las empresas de Francisco Correa en la Comunidad Valenciana. Otro de los investigados es el empresario Vicente Cotino, sobrino del exconsejero y director de la Policía en la época de Aznar, Juan Cotino. El empresario ya fue investigado por otras causas sobre corrupción en Valencia y ahora, es otro de los investigados en la misma operación en las que se han producido siete detenciones y unos 15 registros.  Aunque se creía que esta operación estaba englobada en la Gürtel, Lezo o Púnica parece ser, que no tiene ninguna relación con estas operaciones de corrupción del PP, obteniendo un nuevo nombre en el panorama judicial y que empezará a sernos familiar estos días, la operación Erial. Hay que destacar, que el tío del empresario que está implicado en la trama de corrupción, Juan Cotino, ha representado durante una larga etapa a la rama democristiana del PP, es supernumerario del Opus Dei y su caída final, podría traer consecuencias a sus sucesores en el partido. El coordinador general del Partido Popular, Fernando Martínez Maíllo, ha declarado a los medios de comunicación que suspende la militancia a Zaplana y a todos los acusados hasta que se aclare todo el asunto.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante