Hoy ha finalizado la Escuela de Verano de la concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Torrevieja en la que han participado 74 niños de la localidad en el mes de agosto y 70 en el mes de julio. La edil responsable del área, Fabiana Ibarra, ha mostrado su satisfacción por el hecho de los niños y niñas hayan podido disfrutar de actividades lúdicas y educativas para pasar un verano divertido y ha lamentado que “a pesar de lo que hemos trabajado no se haya podido realizar la escuela Caballito de Mar”, escuela que estará en funcionamiento para los dos próximos veranos.

Este año la Escuela de Verano se ha celebrado en el Colegio Público Salvador Ruso y ha ofrecido a los chicos y chicas de cuatro a trece años actividades multidisciplinares y el servicio del comedor del que también han disfrutado la práctica totalidad. En la jornada de clausura de esta mañana todos los participantes han recibido un diploma acreditativo de su paso por la escuela.

Durante su estancia han disfrutado de un amplio programa de  actividades lúdicas y deportivas, así como de juegos de agua, técnicas de relajación y un sinfín de entretenimientos diarios. Gracias al trabajo de cinco monitores y la coordinadora de la escuela, aparte de las jornadas habituales, se ha podido organizar una excursión a la piscina municipal e iniciativas en las que han aprendido sobre algunos temas de interés para los jóvenes de su edad.

Fabiana Ibarra ha dicho en la clausura que “finalizamos la escuela de este año a pesar de los contratiempos que hemos tenido de contratación que por fechas, plazos de entrega de documentación y la espera para que saliera el nuevo presupuesto para poder conocer la cuantía que se podía destinar a llevarla a cabo, ha producido un retraso en el inicio. Pero a pesar de todo y del tiempo que se ha perdido hemos seguido trabajando y ha habido muchos niños que han podido pasarlo realmente bien”.

Entre los distintos obstáculos que se han sucedido en el expediente, se encuentra el hecho de que se iniciara el contrato como se había venido haciendo en los años anteriores y que se tuviera que separar por lotes por indicación técnica, siendo uno de ellos la escuela Caballito de Mar que dejó de ser considerada como una mejora, lo que derivó en más demoras y retrasos.

Sobre esta escuela en concreto, la edil ha dicho que este verano no ha llegado a celebrarse debido a que no se ha adjudicado el contrato que ampara su realización. Caballito de Mar está destinado a niños con necesidades especiales y tienen la oportunidad de disfrutar de este servicio durante tres semanas tres horas al día.

Por ello ha pedido “disculpas porque no haya salido Caballito de Mar que está pendiente de que se firme el contrato. En el momento en el que ya se iba a formalizar el contrato quedamos con los padres para conocer las necesidades concretas de sus hijos, su carácter…pero por inconvenientes administrativos por parte de la empresa no se pudo hacer. La empresa tiene hasta el once de septiembre para aportar toda la documentación correcta para formalizar la firma y de esta manera se garantiza que, como este año ya no se ha prestado el servicio y es un contrato por dos años en 2019 y 2020 se celebrará escuela Caballito de Mar”.

La edil ha asegurado que “se trabajó hasta el último momento para hacerla aunque hubiera sido una semana y los padres pudieran haber tenido una semana de respiro pero no ha podido ser”. Ibarra ha asegurado que los padres han estado durante todo el tiempo informados y al corriente de la tramitación del expediente.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante