El alcalde de Torrevieja reclama un funcionamiento eficiente y transparente de la EDAR

El alcalde, como presidente de Agamed, ha convocado para mañana un Consejo de Administración extraordinario.

El alcalde de Torrevieja, José Manuel Dolón, ha informado de que ha convocado un Consejo de Administración extraordinario de Agamed, la empresa mixta de la gestión del ciclo integral del agua en Torrevieja, en la que se abordarán dos cuestiones que el alcalde ha dicho que son “muy importantes para mí y para el municipio”: la gestión que se hace de los caudales de las aguas residuales desde la EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales) y la emisión de olores que se vienen produciendo desde esta infraestructura. Dos puntos que el primer edil considera que hay que abordar en profundidad.

José Manuel Dolón, para situar esta actuación, ha recordado los distintos agentes que intervienen en la gestión de las aguas residuales en el término municipal de Torrevieja (la empresa pública EPSAR, el Ayuntamiento a través de la empresa Agamed cuyo consejo de administración preside el alcalde, la Confederación Hidrográfica del Segura y la Comunidad de Regantes Torremiguel concesionaria de las aguas depuradas).

Seguidamente ha explicado que desde hace unos meses es conocedor de que la citada concesionaria tuvo un problema con una de las conexiones que hacen posible que el agua de la depuradora vaya a la balsa de impulsión de la citada Comunidad de Regantes. Concretamente ha citado varias pérdidas “que han hecho que para mí salten todas las alarmas, porque entiendo que esta conducción que tiene un metro de diámetro ha de estar en perfectas condiciones o en caso contrario podría generar problemas añadidos para las instalaciones e incluso para terceros”.

El primer edil ha afirmado que desde que conoció esta información ha estado pidiendo e insistiendo a todos los organismos y entidades para “que se dé una solución a ese problema y que se haga de forma urgente porque el verano ya lo tenemos aquí y se puede acentuar esa situación”. El primer edil ha asegurado que lleva varios meses con gestiones por escrito, llamadas… y ahora ha convocado el consejo extraordinario para “volver a exigir la toma de medidas para que haya total y absoluta garantía de que el servicio se va a prestar con absoluta perfección, así lo haré constar en acta y también quedará constancia para el resto de los consejeros”.

Olores de la depuradora

Por otra parte, el alcalde, que ha venido demandando desde hace muchos años que se tomaran medidas para paliar o evitar la emanación de olores de la EDAR, ha explicado que a pesar de la importante inversión para cubrir la balsa de homogeneización parece que en momentos puntuales, en junio y septiembre particularmente, pueden producirse malos olores. La causa es una cuestión técnica por el cambio brusco que se produce en la gestión media de volúmenes de invierno a verano. La consecuencia es que se ha producido un repunte del mal olor, por ello el alcalde ha dicho que ha instado a que se den soluciones convencido de que “todo se puede mejorar y no podemos condenar a los vecinos a vivir con una situación que puede ser insalubre y completamente desagradable de malos olores, no estoy conforme ni como alcalde ni como presidente de Agamed por eso vamos a tener esta reunión porque el tema es muy importante y creo que no se le ha dado la importancia que tiene.”

El alcalde ha dicho que va a pedir “el máximo control en la gestión y no permitir ninguna actuación que no se ajuste totalmente a una gestión eficiente y transparente de un servicio fundamental  como es la gestión de las aguas residuales”.

Servicios mancomunados

Por ultimo, Dolón ha informado de que la EDAR de Torrevieja tratará las aguas residuales que se generen en Orihuela Costa, lo que va  suponer un importante incremento de volumen de aguas tratadas y especialmente en verano. “No pasa nada si tenemos capacidad para llevarlo adelante, yo apuesto por una gestión mancomunada de los servicios públicos pero siempre y cuando seamos capaces de garantizar la seguridad de las condiciones de vida de los vecinos. Eso tendrá que conseguirse antes de que dichos compromisos lleguen a ejecutase, pues sería un contrasentido que para mejorar las condiciones medioambientales de un área urbana residencial y económica tan importante como lo es Orihuela Costa pusiéramos en riesgo o degradásemos la calidad de vida de nuestros residentes, de las personas que viven en Torrevieja”.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante