fbpx

Vox denuncia por la vía penal al alcalde de Crevillent por poner una bandera LGTBI

El Juzgado de Instrucción nº4 de Elche ha decidido en primera instancia el archivo y sobreseimiento de la denuncia de la concejala de Vox.

La amenaza de las dos concejalas de VOX Crevillent se ha hecho realidad. María Gema Escolano, concejala del grupo municipal VOX, ha denunciado por la vía penal al alcalde de Crevillent, José Manuel Penalva, y a la concejala de Igualdad, Ana Vanesa Mas, por la colocación de una bandera en defensa al colectivo LGTBI y Trans en el balcón del Ayuntamiento con motivo de la celebración del 28 de junio, Día del Orgullo LGTBI.

Una denuncia que el Juzgado de Instrucción nº4 de Elche ha desestimado en primera instancia por no ver ningún tipo de delito penal en los hechos.

“No solo nos amenazan sino que intentan meternos a la cárcel por colgar una bandera que busca reivindicar los derechos del colectivo LGTBI y la igualdad de todas las personas, quieran a quien quieran, y que, como cualquier bandera o pancarta de otros colectivos, celebraciones o conmemoraciones lleva colgándose desde hace muchos años en la fachada del Ayuntamiento durante el mandato de los diferentes gobiernos y cuentan con el apoyo de la inmensa mayoría de la población. A pesar de que la jueza ha archivado provisionalmente la causa porque no ve ningún delito puede crear precedentes muy serios de cara a la colocación de futuras banderas” ha afirmado el alcalde José Manuel Penalva.

Mientras que la concejala de Igualdad, Ana Vanesa Mas, ha señalado que “no entendemos cómo el grupo municipal Vox y su concejala han presentado esta denuncia por lo penal ni por qué les molesta una bandera que no defiende otra cosa que los derechos humanos y que todas las personas quieran libremente sin tener que estar estigmatizadas o sin tener que ir por las calles escondiéndose como pasaba hace unos años. Menos aún en un momento como este en el que el colectivo LGTBI está sufriendo graves ataques” ha afirmado Ana Vanesa Mas, concejala de Igualdad.

Este hecho, además, pone en peligro la colocación de cualquier tipo de bandera ante celebraciones como Moros y Cristianos o Semana Santa, así como del resto de colectivos y causas de carácter social como la lucha contra el cáncer, la violencia de género, la trata o el SIDA.

Desde el Gobierno local lamentan que este sea el único trabajo que está haciendo del grupo municipal Vox, y que se esté destinando el sueldo de tres personas (las dos concejalas y su personal eventual) para acciones que no tienen nada que ver con ninguna iniciativa productiva o beneficiosa para el pueblo de Crevillent.

Artículos relacionados

CatalanSpanish