fbpx

Los taxistas piden a la Generalitat un salvavidas

Una licencia de taxi vale ahora mismo en Alicante 90.000 euros (porque la han rebajado) y hay muchos que no pueden ni afrontar el pago de esa "hipoteca", ya que si no hay gente en la calle, no facturan, tal y como aseguran desde Eurotaxi Alicante.

 Esta pandemia no solo ha azotado duramente al sector de la hostelería y el turismo, y al comercio minorista en general. El sector del taxi está directamente relacionado con estos otros, por lo que está sufriendo drásticamente también todas las consecuencias del coronavirus.

Los taxistas, esas personas que indudablemente trabajan al servicio del ciudadano y que han visto cómo su facturación se ha visto reducida notablemente, llegando incluso a desaparecer. Con la declaración del Estado de Alarma en marzo y el confinamiento, el sector del taxi fue y sigue siendo uno de los más golpeados.

Si no hay gente en la calle, ¿qué hacen los taxis?

A nivel nacional, las restricciones de movilidad y confinamientos anteriores supusieron un duro golpe para el sector del taxi, porque, ellos dependen principalmente de la gente de la calle que usa sus servicios. Pero, si no hay gente, ¿qué ocurre con los taxistas?

En Alicante capital y la comarca de l’Alacantí hay, actualmente, 537 licencias de taxis, de las 4.500 de toda la Comunidad Valenciana.

Hablamos con Paco Soler, presidente de Eurotaxi Alicante, que nos asegura que la situación ahora mismo es insostenible, puesto que muchos taxistas no pueden ni asumir los elevados gastos mensuales que tienen. Tal y como explica, al mes tienen de media entre 1.200-2.000€ de gastos fijos, entre préstamo de coche, mantenimiento, gasolina, cuotas de emisoras de radio, seguros y licencia”..

Una licencia de taxi puedes estar pagándola media vida. Es como una hipoteca. En Alicante hoy en día vale 90.000 euros, porque la han rebajado. Pero muchos jóvenes la compraron hace poco y ahora sin facturar, no pueden pagarla.

Paco Soler, presidente Eurotaxi Alicante

Como otras asociaciones de taxistas, piden que la Generalitat Valenciana les otorgue las ayudas que llevan pidiendo 7 meses y rescate al sector lo antes posible.

El mes de abril facturé 21 euros y salí a trabajar todos los días, solo 3 carreras de 7 euros. Y eso que hice guardias nocturnas además.

Con el toque de queda, ¿qué hacen los taxistas del turno de noche?

Soler nos explica que hay taxistas que por costumbre solo trabajaban de noche y ahora tienen que salir en horario de mañana, puesto que si ya con el cierre del ocio nocturno apenas había gente en la calle, ahora con el toque de queda menos.

A esto hay que añadir el handicap del descanso laboral. Soler indica que la regulación de la Generalitat permite trabajar con los taxis hasta 16 horas al día, con sus correspondientes descansos. Por tanto, los que antes habían elegido turno de día y de tarde, ahora tienen que compartirlo con los del turno de noche, por lo que evidentemente hay exceso de taxis en la calle, para tan poca demanda.

Además, el presidente de Eurotaxi Alicante, afirma que “desde el 30 de septiembre hasta Navidades tenemos que descansar el 40% de la flota diaria. Descansamos 240 coches diarios y solo trabajamos 18 días al mes, según el Decreto de la Generalitat valenciana. Es una ruina para nosotros eso, porque aparte de la propia bajada de trabajo que hay, con 18 días no llegamos ni a cubrir gastos“. 

Un servicio esencial que no descansa

Desde la asociación lamentan que no se tenga con ellos la misma consideración que con otros servicios de transporte público, puesto que, aunque las licencias son particulares, el servicio es prácticamente público, porque aunque no haya gente, ellos siguen trabajando, aunque sea con servicios mínimos.

“El servicio de taxis es muy esencial , cuando todos desaparecen y la cosa se pone fea  sigue el taxi. Aunque haya toque de queda seguimos estando en la noche por si alguien tiene que ir al hospital´, por ejemplo, mientras los otros servicios ya no están. 

Paco Soler, presidente de Eurotaxi Alicante

Soler, asegura que muchos siguen trabajando de noche sin saber si tendrán algún cliente, tras la declaración del toque de queda, y aclara que si nadie quisiera trabajar de noche porque no les sale rentable, habría servicios mínimos de taxi porque no pueden ni quieren dejar a los ciudadanos sin un medio al que acudir ante una urgencia médica, familiar o personal.

“Nosotros somos un servicio del ciudadano. De la gente de la calle. Tenemos que estar en la calle dando servicio. Y no podemos dejar a la gente mayor sin la posibilidad de coger un taxi. Gracias a la confianza que depositan en nosotros, aún podemos trabajar algunos días”, apunta.

Artículos relacionados

CatalanSpanish