La rotonda del Hospital del Vinalopó estará lista el próximo mes de marzo

Las obras avanzan a buen ritmo, tal como ha constatado esta mañana el alcalde, Carlos González, que la visitado la zona acompañado del edil de Tráfico, Héctor Díez, y de las concejalas de Movilidad, Esther Díez, y Turismo, Mireia Mollà.

Las obras de la rotonda que se está construyendo en la intersección de la Avenida Adolfo Suárez con la calle Tonico Sansano Mora, junto al Hospital del Vinalopó, estarán listas el próximo mes de marzo, según ha confirmado esta mañana el alcalde, Carlos González, durante una visita a las mismas acompañado de los ediles de Tráfico, Héctor Díez; Movilidad, Esther Díez; y Turismo, Mireia Mollà, además de técnicos municipales.

El objetivo de esta obra, que se está ejecutando sin cortes de tráfico, es mejorar la seguridad vial y la fluidez de la circulación en un cruce por el que pasan 16.000 vehículos al día. La inversión asciende a 300.000 euros, aportados por el Ayuntamiento y la empresa Autobuses Urbanos de Elche AUESA, y el proyecto permitirá crear al menos 60 nuevas plazas en el aparcamiento municipal frente al centro sanitario y cerrar la línea K de autobuses, la segunda que más usuarios registra.

“Estamos ante una actuación que tiene una considerable importancia desde el punto de vista del tráfico y de la seguridad vial en unas calles con gran densidad de tráfico por el acceso al hospital, lo cual nos ha llevado a impulsar la construcción de esta rotonda de 24 metros de diámetro”, ha señalado Carlos González.

El alcalde también ha comentado que “las obras avanzan a buen ritmo, se están ejecutando sin interrumpir el tráfico y se creará un carril exclusivo para autobuses, taxis y ambulancias, revolviendo el acceso directo del transporte colectivo y de emergencias al hospital”.

Por su parte, la concejala de Movilidad ha destacado que “estamos poniendo en valor la movilidad sostenible en todo en entorno del hospital del Vinalopó y en la zona oeste de la ciudad”.

La responsable de Movilidad subraya la importancia del carril exclusivo para el transporte público y los vehículos de emergencias, además del cierre completo de la línea K, la que más ha crecido en los últimos años, creando un anillo exterior y otro interior que va a potenciar el servicio público y mejorar la seguridad vial”.