Noticias de Alicante y provincia

sábado, 24 febrero 2024

Ximo Puig renuncia al acta de diputado en Les Corts y José Muñoz será el síndic socialista

El dirigente socialista deja su acta como diputado autonómico, pero seguirá como senador y al frente del partido hasta el congreso extraordinario que se celebrará en el mes de febrero

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha anunciado este lunes la renuncia a su escaño como diputado en Les Corts Valencianes, un cargo que ha desempeñado durante casi viente años en diferentes etapas, aunque seguirá siendo senador y se mantendrá al frente del partido hasta el congreso extraordinario, que se celebrará previsiblemente en el mes de febrero.

Hoy pongo fin a una etapa para que gente joven y con fuerza y empuje sigan llevando adelante el que ha sido el proyecto de mi vida, un proyecto de defensa del autogobierno y de la justicia social” ha manifestado el dirigente socialista en declaraciones a los medios en Les Corts antes de formalizar su renuncia al escaño como diputado, en un día que ha calificado de “emocionante”.

Así pues, esta renuncia se suma al anunció del pasado sábado ante el Comité Nacional de los socialistas valencianos en el que manifestó su “paso atrás” para buscar nuevos liderazgos que le sustituyan al frente de la Secretaria General del PSPV-PSOE. De momento, fuentes del partido han confirmado a EFE, que el actual secretario de Organización del partido, José Muñoz, será nombrado nuevo síndic en Les Corts tras la marcha de Rebeca Torró a la secretaria de Estado de Industria.

El expresident de la Generalitat ha indicado que como diputado autonómico ha defendido un proyecto relacionado con la defensa del autogobierno, de la justicia social y de los derechos de la ciudadanía, y ha destacado que en estos momentos, con el Gobierno valenciano “más reaccionario de la historia del autogobierno” (en alusión al formado por PP y Vox), es una “exigencia moral” mantener las posiciones progresistas.

No repetir “errores históricos” con guerra internas

Así pues, seguirá al frente de la secretaría general del PSPV hasta febrero, cuando espera que se celebre el congreso extraordinario para elegir los nuevos liderazgos -ya que marzo es un mes “especial” por las fiestas de las Fallas y la Magdalena- y se inicie una “etapa apasionante”, con la vista puesta en ganar en 2027.

Preguntado sobre qué perfil le gustaría para la secretaría general, ha asegurado que apoyará “con alma y corazón” a la persona que los militantes elijan democráticamente, y ha defendido que “la cohesión es fundamental” y que no le gustaría que se repitieran “errores históricos” como las de 1995, cuando iniciaron una etapa de veinte años en la oposición.

“Me gustaría que hubiera el máximo espacio de cohesión, pero eso no quiere significar que aquellas personas que legítimamente quieren representar el partido, que es una gran responsabilidad, tengan las oportunidades de hacerlo”, ha manifestado el dirigente socialista.

Seguirá en el Senado

Del mismo modo, ha explicado que va a continuar en el Senado, donde ocupa un escaño desde julio después de perder la Generalitat Valenciana tras las elecciones autonómicas del 28 de mayo, para defender las posiciones de su partido y los mismos intereses que ha defendido en Les Corts. De hecho, este miércole intervendrá para defender una resolución sobre el problema de la financiación autonómica.

Preguntado por si le apetece ser embajador de España ante la OCDE en París, Puig ha asegurado que no espera que en el Consejo de ministros de este martes se le nombre para ningún cargo, y ha insistido en que “cada tiempo tiene su afán” y no está “aún en esta etapa”, y ha bromeado con que “París siempre merece una misa”.

Por último, su carta de renuncia, ha agradecido” el trabajo de todos los diputados y diputadas con los que he compartido este tiempo y al pueblo valenciano por haberme permitido representarles, siempre desde la forma más digna, tanto en el Gobierno como en la oposición”.