```

Noticias de Alicante y provincia

martes, 23 abril 2024

Pedro Rollán, presidente del Senado por la mayoría absoluta del PP

La mesa de la cámara alta se ha completado con Maroto (PP) y Fernández-Vara (PSOE) como vicepresidentes y dos secretarías para cada partido

El vicesecretario de coordinación autonómica del PP, Pedro Rollán, ha sido elegido como presidente del Senado por 142 votos. El popular es uno de los rostros clave del partido en la Comunidad de Madrid, fue consejero del gobierno de Cifuentes en dos ocasiones, vicepresidente de Ángel Garrido y presidente autonómico en funciones entre abril y agosto 2019. 

Las vicepresidencias han recaído en Javier Maroto (PP), que será vicepresidente primero de la mesa del Senado, al obtener el apoyo de la bancada popular, y Guillermo Fernández-Vara (PSOE), expresidente de la Junta de Extremadura, vicepresidente segundo con 98 votos a favor.

Del mismo modo que para el Congreso de los Diputados, a partir de hoy presidido por Francina Armengol -ex presidenta autonómica de Baleares-, el Partido Socialista ha elegido a otro ex presidente autonómico derrotado el 28M como su máximo representante en la Cámara Alta. 

Las cuatro secretarías de la mesa también se han repartido entre populares y socialistas, la oriolana Eva Ortiz Vilella (PP) y María del Mar Blanco Garrido (PP) ocuparán la primera y la segunda secretaria y María de los Ángeles Luna Morales (PSOE) y Francisco Manuel Fajardo (PSOE) la tercera y la cuarta. 

Una vez finalizadas las tres votaciones, el nuevo presidente del Senado ha jurado su cargo y su acatamiento a la Constitución, y posteriormente, la Mesa de Edad le ha cedido la presidencia. Ya como presidente, Rollán ha llamado uno a uno los senadores, empezando por los miembros de la Mesa, para que jurasen o prometiesen su cargo y así “adquirir la condición plena” de senador o senadora. 

El control de los populares de la Mesa del Senado y su mayoría absoluta en la Cámara podría entorpecer una posible reedición del gobierno de coalición. Desde el Senado, los del PP pueden bloquear durante meses la aprobación de leyes y pueden devolver al Congreso algunos artículos por aplicar el veto. En caso de que Pedro Sánchez vuelva a ser presidente del Gobierno, deberá acostumbrarse a los movimientos del partido popular desde el Senado, ya que en esta legislatura no serán solo el partido de la oposición.