Lo peor llegará esta noche: La Vega Baja se prepara ante nuevas subidas del Segura

Los servicios de emergencias recomiendan usar las redes sociales para informar de que te encuentras a salvo.

PublicidadJuega Limpio Orihuela

Muchos de los municipios de la comarca de la Vega Baja están preparándose para posibles nuevas subidas del Segura, tanto por la posibilidad de que vuelva a llover como por los desembalses del pantano de Santomera (Murcia). En Benferri se ha instado a toda la población a acudir al Auditorio Municipal, mientras que en Almoradí, Benejúzar, Bigastro, Callosa de Segura, Catral, Daya Nueva, Daya Vieja y Dolores se ha obligado a desalojar algunas zonas.

Las lluvias torrenciales caídas en la capital de la comarca, Orihuela obligaron ayer por la mañana a clausurar los juzgados de la ciudad, después de que se registraran problemas de acceso y diversas incidencias como goteras, inundaciones, cortes de luz y de teléfono en las instalaciones. Asimismo, el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, se ha desplazado a la zona.

Publicidad

En el caso de Benferri, el Ayuntamiento ha instado a toda la población a acudir al auditorio municipal. En toda la población se ha establecido un operativo de seguridad y desde el consistorio han pedido transmitir “tranquilidad y calma”.

En Almoradí, la alcaldesa, María Gómez, ha pedido mediante un mensaje en vídeo que los vecinos se mantengan en la parte alta de las viviendas, y han pedido a los vecinos de la zona de la huerta que desalojen sus hogares. Se ha establecido un albergue provisional en un instituto de la localidad, y se ha activado una cuba de emergencia para dar servicio de agua a los vecinos que necesiten.

También en Benejúzar, municipio en el que todos los accesos están cortados, se ha reubicado a los vecinos de la zona del Ladrillar, y se ha recomendado a los habitantes que viven en la zona de Virgen del Pilar que desalojen los bajos de sus casas. En Bigastro, se han desalojado a los vecinos en las veredas de El Molino, Lo Serrano, Cornera, Colín, Tía Fondistera y otras aledañas.

Rafal también es un municipio en el que se han cortado todos los accesos, y se ha habilitado el patio del colegio infantil para que los vecinos puedan dejar sus coches. Asimismo, se ha pedido a los vecinos que no salgan de casa.

Pabellones, colegios y polideportivos habilitados como albergue

Ante la crecida, tanto el Ayuntamiento de Callosa de Segura como en Redován aconsejaban a los vecinos que permanecieran en las partes altas de ambos municipios, así como en el pabellón polideportivo habilitado en Callosa, o que se resguardaran en las plantas superiores si residen en la zona de huerta.

Por su parte, el consistorio de Granja de Rocamora ha informado de que el autditorio de Cox está disponible para acoger a las personas y ha pedido a quienes quieran colaborar y tengan camiones o cuatro por cuatro que se acerquen a este enclave. En Cox también se ha habilitado el instituto como refugio y se ha pedido a los ciudadanos que tengan vehículos 4×4 o camiones que presten ayuda.

Catral también ha pedido a sus vecinos de la zona de las huertas que desalojen sus casas y se dirijan al colegio público Azorín, donde se ha habilitado un albergue.

En Daya Nueva, el Ayuntamiento emplazaba a los vecinos a desalojar las viviendas ubicadas entre el polígono y la avenida Almoradí. Y en Daya Vieja, que los que residan en zonas rurales pongan sus coches a salvo en el aparcamiento de vuelta, además de facilitarles el transporte de vuelta.

En Dolores, el Ayuntamiento insta a la ciudadanía a abandonar las zonas rurales y dirigirse al albergue habilitado en la calle San Antonio, en el centro cultural y biblioteca municipal, ante el aumento de caudal por la rotura de un dique del Segura a la altura de Almoradí y el consiguiente incremento del riesgo de inundaciones. Recomienda el desalojo de las viviendas de una decena de partidas rurales.

Por su parte, los ayuntamiento de Rojales y Benijófar pedían a los vecinos que retiraran los vehículos aparcados en garajes y calles de la margen izquierda del río para ubicarlos en las calles más altas del casco urbano. En Formentera del Segura, también por la crecida del Segura, está habilitado el centro sociocultural para atender a cualquier vecino afectado.

Y en Guardamar del Segura, más cercana a la costa, el temporal ha obligado a abrir este viernes la pantalla de retención de sólidos flotantes en el cauce antiguo del río Segura, con la intención de facilitar el desagüe de acequias y azarbes. Las playas de la localidad permanecen cerradas durante este viernes.

El Ayuntamiento de Pilar de la Horadada ha pedido a los ciudadanos que quieran colaborar y tengan una bomba achique o grupo electrógeno que lo lleven al Almacén Municipal. Además, los vecinos de poblaciones cercanas a Los Montesinos tienen a su disposición las instalaciones del edificio consistorial para utilizarlas si han sido evacuadas a consecuencia de la crecida del río Segura.

Publicidad