Noticias de Alicante y provincia

martes, 29 noviembre 2022

Activistas animalistas denuncian la ‘masacre’ de la industria peletera

Se concentran en Alicante contra la industria peletera, afirmando que se está cometiendo 'el mayor genocidio de la historia'.

Denia Animal Save y Alicante Animal Save se han concentrado este fin de semana en Alicante en contra el uso de las pieles.

- Advertisement -

A través de la información y de una performance, intentaron visibilizar «la realidad de este cruel negocio». Este movimiento animalista denuncia que en el mundo, «un total de 60 millones de animales inocentes son masacrados tras haber sido previamente torturados. Despellejados y muertos para la fabricación innecesaria de prendas de piel, unos 40 millones son criados en granjas peleteras, donde malviven en pequeñas jaulas. Otros 20 millones son capturados en su hábitat natural con el mismo fin».

«Son despellejados vivos», afirman. Una práctica «cruel, inhumana, bárbara, salvaje y terrible» que aumenta con la llegada del invierno, y con él, el frío. Una práctica que se cobra la vida de millones de animales, considerados «como meros productos, materias primas o recursos».

¿Sabes cuántas vidas son necesarias para un abrigo?

- Advertisement -

«200 chinchillas, 250 ardillas, 60 visones que son manipulados genéticamente para cambiar el color de su piel, 30 mapaches o 6 leopardos, entre otros muchos animales», explican desde las asociaciones.

Hablamos de toneladas de cuerpos sin vida de animales despellejados para ser un abrigo. «Un abrigo manchado de sangre en el que aún se pueden visualizar los rostros de los individuos aniquilados y oír los gritos de aquellos que lucharon por su vida hasta un final horrible», afirman.

«Tratamos a los animales como si fuesen nuestros esclavos»

Para extraer la piel intacta, comentan, «se les intoxica, produciendo una muerte lenta y agónica. Otras veces, sufren descargas eléctricas para aturdirlos». Por otro lado, para fabricar prendas de ropa con plumas, «se les arrancan las alas estando conscientes, sufriendo un gran dolor».

«Tratamos a los animales como si fuesen nuestros esclavos, como si su destino en la vida fuese satisfacer las necesidades humanas», añaden. «Los esclavizamos, los explotamos y torturamos, nos comemos su cuerpo, les robamos la piel, la leche, a sus crías… Estamos cometiendo el mayor genocidio de la historia».

Por esto, los activistas animalistas piden a los gobiernos «la inmediata prohibición de la industria peletera», como ya se ha hecho en países como Gran Bretaña o Suiza. Además, con esta concentración promovían «alternativas», y proponen a la ciudadanía el veganismo como estilo de vida, rechazando el uso y consumo de todo tipo de producto animal «para acabar con la falsa creencia de que el ser humano está por encima de las demás especies animales».

Finalmente, concluyen con un claro y contundente lema: «No seas cómplice. No compres muerte, sufrimiento y tortura. No vistas dolor y muerte».

CatalàEspañol