Hércules y Ontinyent reparten puntos en el derbi

El Hércules de Claudio Barragán recibía al Ontinyent de Vicente Parras con la necesidad de sumar victorias para no perder el tren de cabeza

PublicidadJuega Limpio Orihuela

El Hércules de Claudio Barragán recibía como local al Ontinyent de Vicente Parras en un derbi alicantino que no se producía desde hace 18 años.

Mucha expectación antes del partido por las necesidades de los locales, que perdieron el último enfrentamiento en casa frente al Saguntino, y por la confirmación de la proyección del Ontinyent en Segunda División B.

Publicidad

Dos puntos separaban los dos equipos antes del derbi provincial. La ventaja, para los visitantes, ponía un punto más de presión sobre los herculanos, que necesitan ganar partidos para conseguir entrar en la lucha por el ascenso, principal objetivo de los de Barragán.

En un partido donde el juego y las ocasiones estuvieron del lado de los locales, la afición del Hércules tan sólo pudo desesperarse viendo como sus jugadores erraban una ocasión tras otra. La sensación que el Hércules iba a ponerse por delante en el marcador era mayoritaria, pero el hecho no se consumaba con un gol.

Ya en los últimos minutos del partido, con el Hércules volcado al ataque, una contra muy bien trenzada por los de Parras fue finalizada por Alberto Malagón con un gol que daba aire a los de Ontinyent. Aunque la alegría les duraría poco a los visitantes. Malagón recibió la segunda tarjeta amarilla para abrazarse a sus aficionados y, por lo tanto, fue expulsado.

Empezaba así un otra ofensiva de los locales para conseguir el empate, esta vez con un rival menos y con un equipo, el de Parras, que decidió cerrarse y mantener el resultado que habían conseguido a la contra.

Pese a las continuos errores de los delanteros herculanos, en el minuto 78, Álvaro Salinas, consiguió el empate para los locales en una jugada que finaliza magistralmente con disparando de media distancia y colocando el balón en la cruceta de la portería visitante.

Al fin, reparto de puntos que deja la rivalidad entre los dos en el mismo lugar pero que, por un lado no permitió aprovechar el pinchazo del Elche y aleja al Hércules de su objetivo de ascenso, quedando a dos puntos de las posiciones de promoción. Y por otro lado, confirma el buen momento de forma que pasa el Ontinyent en su retorno a la Segunda División B, luchando para recuperar las opciones de finalizar la primera mitad de la liga en posiciones de excelencia.

Publicidad