Noticias de Alicante y provincia

lunes, 26 febrero 2024

Ginevitex, una startup sostenible que crece al ritmo de las plantas

La empresa, con sede en Orba (Alicante), produce un extracto natural y ecológico, a base de Vitex, que ayuda a las mujeres a restaurar su equilibrio hormonal.

La planta mediterránea Vitex agnus castus, cultivada en proximidad, es la materia prima que la startup Ginevitex utiliza en la producción artesanal de un extracto, natural y ecológico, que ayuda a las mujeres a regular sus hormonas y hacer frente al dolor menstrual, síndrome premenstrual o desajustes hormonales característicos de la menopausia, entre otros.

“Vitex actúa en la hipófisis que es una glándula que regula la producción hormonal, especialmente de los ovarios, potenciando la progesterona, ya que cuando falla hay ansiedad, depresión, estrés, dolor menstrual o premenstrual”, explica la cofundadora y directora, Ana Isabel Martínez Hinarejos.

A más planta más producción, por lo que el crecimiento de la startup “ha sido orgánico como el de la planta” y “como el mío, porque no tenía experiencia en la dirección de una empresa”, admite esta empresaria, que pasó por el programa de emprendimiento Llamp a mes. Actualmente emplea a seis personas e indirectamente otras cinco dependen de la actividad.

El proyecto, explica la directora, arrancó hace una década, aunque la empresa tenga tres años. “Surge al descubrir una planta y sus efectos y confirmar que había estudios científicos sobre ella, pero que no se recetaba siendo un producto natural”. Este hecho “me indignó” porque “se siguen recetando antidepresivos o anticonceptivos”.  Por eso tiene “una parte divulgativa orientada, por un lado, a las mujeres, para que lo prueben y, por otro lado, a los profesionales para que lo conozcan”, añade.

El proceso de elaboración de este complemento alimenticio, denominado Ginevitex, se realiza en Orba, un pequeño municipio del interior de Alicante, por lo que es un buen ejemplo de emprendimiento rural. Esta primera línea de producto es una tintura integral, que se macera en orujo a la que se añade una esencia floral. Se elabora en un laboratorio propio, con producción limitada.

“Producimos unos 200 litros al mes – se comercializa en frascos de 30 y 100 ml- y vendemos en herbolarios de toda España y a través de nuestra tienda online”, explica. Todos los ingredientes proceden de España y en la medida de lo posible de proveedores de proximidad, algo que la empresa lleva a rajatabla para ser sostenible.

A esta primera línea de productos se sumará una segunda, denominada Ginevitex Alquimia, que saldrá en breve al mercado y que “se prepara con un extracto seco ecológico, procedente de Francia porque en España no hay”, dice Ana Isabel Martínez. Este extracto permite más capacidad de producción y “nos permitirá crecer”, añade.

Sostenible y para la mujer

La startup ha hecho de la sostenibilidad y del apoyo a la mujer su esencia. “No repartimos plusvalía, sino que reinvertimos”, explica Ana Isabel Martínez. De este modo puede pagar mejor precio a los cultivadores con los que se compromete a la compra total de producción o dar más margen a los herbolarios. “No usamos canales de distribución ni intermediaros -excepto en Canarias porque se encarecería el coste de aduanas- como medida de apoyo al pequeño comercio”, dice. Su éxito ha sido “el boca a boca” y “no hemos invertido jamás en publicidad”, asegura su impulsora.

La energía que utilizan es renovable de la cooperativa eléctrica Som Energia, y su banco es Triodos, de banca ética, que a su vez apoya proyectos sostenibles y sociales.

Además, tienen “jornada de 7 horas, pero pagamos toda la jornada ya que al no tener plusvalía hay dinero para mejoras y activismo”, explica. Y emplea a mujeres solas y madres mayores de 40 años “porque lo tienen muy complicado, pueden formarse, conciliar e incluso elegir en qué área trabajar”, añade.  En paralelo, apoya a empresas parecidas del ámbito rural y lideradas por mujeres haciendo “préstamos con más facilidades que un banco a proyectos que empiezan y las amadrinamos”, explica.

Ayer, coincidiendo con la celebración del Día de la Mujer, lanzaban la campaña “El poder de parar” para que cuando una mujer “tenga la menstruación pueda organizar su agenda de acuerdo con el ciclo, teletrabajar o descansar”, dice Ana Isabel Martínez. La campaña lleva aparejada la creación de una plataforma a la que se puedan sumar otros colectivos o empresas que estará disponible en diez días en su página web, aunque ya se están recogiendo peticiones vía mail.