fbpx

Muere el arqueólogo Rafael Ramos Fernández, figura clave en la salvaguarda de La Alcudia

La capilla ardiente ha sido instalada en la sala número seis del Tanatorio de l’Aljub y la misa de despedida tendrá lugar en la basílica de Santa María el próximo domingo 21 a las 09:00 horas

Elche llora la pérdida del doctor Rafael Ramos Fernández, fallecido la tarde del viernes en la ciudad de las palmeras a los 79 años de edad. Sus contribuciones al campo de la arqueología, a la conservación del yacimiento de La Alcudia y al esclarecimiento del pasado del municipio hacen que su pérdida sea muy lamentada por la totalidad de la sociedad ilicitana, que en estos momentos traslada su pesar y condolencias a su viuda, Isabel Molina Fernández, y a sus hijos, Alejandro, Adolfo, Rafael y Ángela.

El alcalde, Carlos González, se ha sumado al dolor generalizado y ha manifestado, en nombre del Equipo de Gobierno y de la Corporación Municipal, que la aportación de Ramos Fernández a la memoria colectiva del pueblo ilicitano “ha sido muy valiosa para las generaciones futuras”, habiendo hecho gala siempre de “un compromiso “ejemplar con Elche”. “Si a ello unimos un perfil personal excepcional, un ánimo colaborador y una amabilidad exquisita, nos encontramos ante una figura muy destacada en la historia contemporánea de la ciudad”, ha subrayado.

González ha recordado algunos episodios de la dilatada trayectoria de quien se doctorara en 1967 en la Universidad de Valencia (UV) precisamente con una tesis sobre La Alcudia: “Fue un impulsor decidido del Centro de Interpretación del yacimiento que tan buenos resultados está obteniendo. También participó muy activamente en la remodelación del MAHE y vivió en primera persona, con mucho entusiasmo, la estancia de la Dama en 2006 en la localidad que la vio nacer”.

Igualmente, tal como recuerda la Cátedra Pedro Ibarra de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMHE), era un miembro ilustre de la Real Academia de Historia, del Consejo Valenciano de Cultura de la Generalitat y director del actualmente denominado Museo de Arqueología y de Historia de Elche (MAHE) desde 1977 hasta su jubilación en 2012. También en 1977 ayudó a establecer el Centro Asociado de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en Elche y, en 1978, la cesión del Palacio de Altamira como sede del Museo Arqueológico ‘Alejandro Ramos Folqués’, que hasta la fecha se ubicaba en el pabellón del Parque Municipal.

Personalidad destacada de Elche, Rafael Ramos Fernández nació en 1942. Hijo del también arqueólogo Alejandro Ramos Folqués, fue depositario de un amplio caudal de conocimiento sobre las civilizaciones que poblaron La Alcudia y del Busto Íbero que, a su vez, supo trasladar a sus descendientes. En febrero publicó su último trabajo: ‘La Dama de Elche. Hallazgo, arqueología e historia’.

Uno de sus grandes logros, además de los numerosos artículos científicos y libros que han permitido esclarecer detalles sobre la cultura íbera en Elche, fue la negociación para la creación de la Fundación La Alcudia hace 25 años con la Universidad de Alicante (UA), consiguiendo asegurar la salvaguarda del yacimiento y su desarrollo como lugar de referencia internacional dentro del mundo de la arqueología.

Carlos González ha reiterado el agradecimiento de la colectividad ilicitana hacia Rafael Ramos Fernández, y ha asegurado que “seguiremos sus consejos y su ejemplo para valorar y defender nuestro patrimonio cultural”. 

La capilla ardiente ha sido instalada en la sala número seis del Tanatorio de l’Aljub y la misa de despedida tendrá lugar en la basílica de Santa María el próximo domingo 21 a las 09:00 horas.

CatalanSpanish