fbpx

El nuevo Estado de Alarma de Sánchez legitima las medidas anunciadas por la Generalitat

El 'toque de queda' o la restricción de las reuniones a seis personas coinciden en las medidas ya adoptadas por la Comunidad Valenciana.

El Gobierno ha aprobado este domingo un nuevo estado de alarma para dar cobertura legal a las restricciones para frenar los contagios de coronavirus y que pretende prolongar hasta el 9 de mayo de 2021, según ha anunciado el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, después de la celebración de un Consejo de Ministros extraordinario.

El Real Decreto, que tendrá una vigencia inicial de 15 días, prohíbe la libertad de circulación entre las 23.00 y las 6.00 horas en todo el territorio nacional, excepto en Canarias, aunque deja a las comunidades autónomas la decisión de avanzar o retrasar una hora tanto el inicio como el final de este toque de queda nocturno.

Así mismo, los gobiernos regionales tendrán potestad para limitar la movilidad en la totalidad de su territorio o en un “ámbito territorial inferior”, ha dicho Sánchez, así como establecer un máximo de seis personas en reuniones sociales y familiares, tanto en espacios públicos como privados, una medida que ya han adoptado una gran parte de los territorios, entre ellos la Comunidad Valenciana.

Aunque el estado de alarma tendrá una validez inicial de dos semanas, el Ejecutivo quiere prorrogarlo durante seis meses, según ha confirmado Sánchez, lo cual obligará el Gobierno a buscar apoyos en otras formaciones políticas en el Congreso de los Diputados. Sánchez ha anunciado su intención de llevar a cabo esta próxima semana el debate de la prórroga en las Cortes porque exista “un marco estable” en los próximos meses.

La aprobación de este instrumento jurídico a través de una convocatoria extraordinaria se produce después de que debe gobiernos autonómicos hayan solicitado su puesta en marcha para llevar a cabo restricciones de movilidad, incluyendo el toque de queda.

Sánchez, en una declaración institucional desde Moncloa el pasado viernes, advirtió de la gravedad de la situación y aseguró que su Gobierno estaba dispuesto a adoptar medidas más duras ante el aumento de contagios con el objetivo de evitar un nuevo confinamiento.

Una de las restricciones que prevé poner en marcha a través de este estado de alarma es el toque de queda para evitar la movilidad nocturna, que algunas comunidades como la Comunidad Valenciana ya han empezado a aplicar desde la pasada madrugada.

Artículos relacionados

CatalanSpanish