Entrevista al poeta José Antonio Asensio: Premio del Certamen Internacional de Poesía Villanueva de los Infantes, 2019.

Son tantas las satisfacciones que te procura este Arte (de la Poesía) que decides no apartarte nunca de él… y nunca se acaba

JOSÉ A. ASENSIO FLORENCIANO (Nació en Lorca (Murcia), 1944).

Profesional de la Banca desde su juventud, tras cuarenta años de servicio dejó su profesión,  habiendo recorrido en su periplo bancario ocho sucursales ostentando diferentes cargos. Su relación con la Poesía ha sido tardía. Autodidacta, tras diversos contactos con la escritura en verso inducida por una persona muy cercana, surgió en él la pregunta  ¿y… por qué no?, que le animó a iniciarse en este Arte desde sus cimientos. Ha escrito cuatro libros de poemas: Rumbo Poético (2013), Navegando en la Poesía (2015), En deseado Silencio (2017) y Como ramas de un árbol vivo (2019) pendiente de editar.

Pertenece a la Asociación Cultural Espejo de Alicante desde hace siete años. Ya como Vocal de Artes Literarias, ha conducido diversos talleres relacionados con el Arte Poético, tales como: Iniciación a la Poesía. Me gusta recitar. Teoría y práctica del Arte Poético (2014) . La serie en ocho sesiones: La Poesía a través del tiempo (2015).  Monográficos: La esencia del verso libre.  La primitiva lírica española. El Soneto. La Poesía y sus figuras retóricas. La Poesía de posguerra (2016).

Desde Junio de 2016, dirige el Grupo Poético AMARILIS, creado por él para la Asociación Espejo de Alicante, habiendo intervenido en recitales trimestrales en la Sede de la U.A.

Premio “Francisco de Quevedo” del XXXIX Certamen Internacional de Poesía 2019, por la Orden Literaria Francisco de Quevedo, de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real).

Pregunta. –¿Qué ha supuesto a usted haber ganado el Primer Premio FRANCISCO DE QUEVEDO en un Certamen Internacional, como la  XXXIX Edición de Villanueva de los Infantes 2019?

Respuesta:   Mucha alegría e ilusión al mismo tiempo que mucha satisfacción y la confirmación de que lo que escribo tiene mérito, ya que mi trabajo ha sido considerado por un jurado compuesto por cinco personas formadas en el Arte Poético, lo que pone en evidencia que voy progresando en lo que a Poesía se refiere.

  1. –Has ganado con el poema “Alma de Heráclito”. ¿Podría contarnos algo sobre el tema elegido, su estructura, y por qué eligió al filósofo griego, un misántropo en los temas humanos?

Respuesta: El mismo Quevedo nos dice en sus escritos que a finales de 1612 y principios de 1613, tuvo una crisis espiritual y moral. ESE ES EL TEMA. Dentro de la obra de Francisco de Quevedo hay una serie de poemas que escribió y que, a su conjunto, puso por título HERÁCLITO CRISTIANO. En esos poemas Quevedo se queja (como ocurre, creo, a todo ser humano en un momento de su vida) de su alejamiento de Dios. Quevedo utilizó el nombre de Heráclito, filósofo de Éfeso, personaje que también tuvo sus “dudas” y que según dicen lloraba por ello. Yo he utilizado también ese personaje,  el llanto  y el pesar de Heráclito, para escribir sobre el Alma de Francisco de Quevedo.

La estructura del poema está formada por 48 versos regulares: 12 estrofas de cuartetos endecasílabos con rima consonante, primero-cuarto, segundo-tercero, muy al uso de la época.

  1. -¿Cuándo empezó con la poesía, y sobre todo cuándo a componer poemas? ¿Cuántos libros tienes publicados?

Respuesta: En el año 2009, tras conversaciones con un miembro de mi familia (profesora de literatura)  que me regaló libros de poemas y a la consecuente pregunta: ¿y por qué no? me decidí a “llenar” mi vida de jubilado. Comencé por recordar lo poco aprendido de joven y me puse a estudiar desde lo más básico: la sílaba, la palabra, el verso, la estrofa, el poema al fin. La rima, el metro, el ritmo, los recursos literarios y todo lo que hablara de poesía, al tiempo que leía poemas de los clásicos y los modernos. Una vez “empapado” (sigo en ello) de estos temas comencé a escribir tímidamente.

Publicados tengo tres libros. Una publicación reducida a la edición suficiente para agasajar a mi círculo de familiares y amigos. No pretendo otra cosa.

  1. -¿La poesía es fruto de la inspiración o del trabajo? ¿Tienes usted días en blanco que no se te ocurre nada?

Respuesta:  Ha de haber de todo: Inspiración (que el posible tema te sobrevenga en un momento determinado); los cinco sentidos (de cualquiera de ellos  puede surgir el tema propicio para crear un poema) y  de la búsqueda de motivos vitales (cualquier momento de la vida diaria, también de los recuerdos, pueden ser tema para la creación) y sobre todo DEL TRABAJO. Todo aderezado con una buena formación poética teórica adquirida y en continua puesta al día.

¿Días en blanco?, muchos.

P.–¿Qué concepción tienes usted de la poesía? ¿Y si se puede vivir sin poesía?

Respuesta: La Poesía para mí es un ARTE. Es el arte por excelencia.

 ¿Vivir sin Poesía?, claro. Aunque estoy seguro que  toda persona lleva dentro, quizás sin saberlo, un gen poético. Si sale a la luz y lo aprovechas, la Poesía se hace reina en tu Alma. Y son tantas las satisfacciones que te procura este Arte que decides no apartarte nunca de él… y nunca se acaba.

  1. –¿Quiénes son tus poetas preferidos y los que más te han influenciado? ¿Si tuvieras que llevarte un solo libro a una isla cual se llevaría?

Respuesta:  Son muchos los que me han enseñado, destacando los Modernistas, los del 27, pero a la isla me llevaría la obra de JUAN RAMÓN JIMÉNEZ.

  1. –¿Qué opinas de la poesía actual. Se escribe poca o mucha poesía?

Respuesta:  Para mí el Arte Poético, la Poesía, es algo muy serio, muy delicado, muy exquisito, algo alcanzable sólo a mentes privilegiadas (que ha habido muchas). Es muy difícil llegar, ni siquiera parecerse, a un Miguel Hernández, Juan Ramón Jiménez, Rubén Darío, Federico, hermanos Machado, José Asunción Silva, Pedro Salinas, Neruda… y tantos otros de esas generaciones. La poesía actual en general (al menos para mí) carece del atractivo que tienen los Poetas antedichos. Puede dar la impresión de que se hacen versos denominados “libres” como si trocearas un escrito en prosa. Simplemente se piensa una cosa y se transcribe al papel en forma de verso. Da la impresión, a mí me da la impresión, de estar poco pensados. Hoy en día escribe el que quiere, lo que quiere, (son libres de hacerlo) y se autodenomina “Poeta” y yo por este calificativo tengo mucho respeto.

P.–¿Por qué la poesía actual desprecia la rima y la métrica?

Respuesta:  Ya hubo, después del 27, quien dijo que “era hora de cambiar, de crear estilos nuevos, de olvidarse de la rima y el metro, que eso era antiguo, que los tiempos han cambiado, en base a que rima y metro significaba encorsetamiento, tener que ceñirse a prácticas poéticas antiguas… y exigían “libertad” para escribir Poesía. Yo disiento de llamar a la rima y al metro encorsetamiento. Precisamente por ser el que quiera escribir “Libre” y, si la libertad consiste en decidir una vez elegido algo entre diferentes opciones, si quien escribe elige libremente escribir Poesía con rima y metro, no se sentirá encorsetado ni ceñido, ni forzado a escribir de la manera que libremente ha elegido. Sin embargo sí que es cierto que, a mi juicio, utilizar la rima y el metro puede ser “más trabajoso”. Conste que yo también escribo verso libre (que yo denomino verso “semilibre”).

P.- Que piensas de Internet y de las redes sociales. ¿Tienes Facebook? ¿Se han perdido las tertulias literarias personales?

Respuesta:  Son utilizables si verdaderamente lo necesitas y te sirven concretamente para tus fines. No son la panacea. Te puedes servir de ellos, pero con mesura.

Tengo Facebook, pero lo utilizo escasamente, solo si lo necesito especialmente.

Las tertulias literarias fueron “criadero” de grandes Poetas. Tener hoy una Tertulia “en condiciones” sería un gran acierto, siempre  con personajes que realmente amen la Poesía y que en dicha tertulia la reina sea la POESÍA, no los tertulianos.

 

  1. –¿Cómo y por qué empezó la idea crear el Grupo Amarilis de poesía en Espejo de Alicante que usted dirige con tanto éxito?

Respuesta:  En base a mi amor por el Arte Poético, teniendo en cuenta que yo era uno más, quise “refrescar” la vocalía de Artes Literarias de Espejo de Alicante, de donde soy Vocal.  Se venían haciendo reuniones periódicas donde los asistentes recitaban su poema propio y, una vez terminada la lectura, se cerraba la sesión.

No quisiera extenderme, pero todo comenzó en octubre de 2015 mientras dirigía el Taller Poético “Me gusta Recitar”. Nos reuníamos (los que querían acudir) en los locales del CDL, cada semana. En abril de 2016, llegamos a reunirnos hasta 17 personas. Fue en ese mes cuando resucité la idea que llevaba desde hace tiempo, de que Espejo tuviese un grupo poético serio, constante, cumplidor, con una particularidad: Que nos dedicásemos, solamente, a recitar a los grandes poetas de todos los tiempos de fama mundial, consagrados; con esa intención avisé que en junio les daría una sorpresa. Llegó junio de 2016 y anuncié a todos que se constituía el Grupo Poético AMARILIS, con gran alegría de todos. El nacimiento poético como Grupo fue en el Casino Mediterráneo. Ya llevamos 3 años de recitales trimestrales.

 

  1. –¿Qué consejos darías a los jóvenes poetas que están empezando?

Respuesta: Los que están empezando y se han decidido, que no dejen de adquirir conocimientos, que se forme desde la base, que sin duda sus creaciones tendrán más enjundia, serán más fuertes, más compactas y les darán más satisfacciones. Que al tiempo que se forman lean mucha poesía, que se “empapen” de los clásicos. Al final sus versos tendrán mucho más sentido. Si no han empezado aún, sepan que la Poesía tiene un poder de enamoramiento, de satisfacciones y que, si comienzan a leer un libro de Poesía, escogido, no tengan prisa que llegará el momento de enamorarse de los contenidos del Arte Poético.

P.–Decía Rainer Maria Rilke que el poeta debe escribir para sí mismo y que si el público no lo entiende, es problema del público. ¿Qué opina?

Respuesta:   Lo diría en un momento bajo de ánimo. El que escribe Poesía debe sentir placer con lo que escribe, sería un corto camino si acabara en él mismo. Tampoco se puede pretender que el público lo entienda en su totalidad, como objetivo, pero si escribes para editar tus poemas, conviene que pongas los medios para tratar de hacerte entender. Entienda o no el público lo que trata de decir el poema, siempre sacará una conclusión.  La cuestión es que se cierre el trayecto  Autor/Público.

  1. Y para terminar: ¿Es la vida poesía, o es la poesía vida?

Respuesta:  Es Poesía la vida. Se ha escrito poesía de todos los temas vividos por el ser humano, desde su nacimiento hasta su muerte.