El modelo arquitectónico del turismo en la Costa Blanca centra un curso de verano en la UA

El objetivo del curso es establecer una reflexión, desde el ámbito de la arquitectura, sobre las distintas formas de implantación del turismo en la Costa Blanca

Europa Press
PublicidadJuega Limpio Orihuela

Los Cursos de Verano ‘Rafael Altamira’ de la Universidad de Alicante (UA) reflexionarán, a partir de este lunes y hasta el día 26 de julio, sobre las distintas formas de implantación del turismo a lo largo de la Costa Blanca desde el punto de vista arquitectónico.

Dirigido por Enrique Nieto y Ester Gisbert, profesores de Arquitectura de la UA, el curso ‘El sueño mediterráneo. Arquitectura y Turismo en la Costa Blanca’ está abierto a todo el alumnado, aunque la mayoría procede de la Universidad Andrés Bello de Chile, ha informado la UA en un comunicado este jueves.

Publicidad

La universidad chilena mantiene fuertes lazos de colaboración e internacionalización con la Universidad de Alicante y ha seleccionado los mejores expedientes académicos para estudiar los modelos urbanos y arquitectónicos que el turismo ha ido configurando en la Costa Blanca.

La colaboración entre ambas universidades ha propiciado la celebración de este curso, dado que Chile, con más de 6.000 kilómetros de costa, está consolidando su desarrollo turístico en la actualidad y quiere conocer las experiencias en otros países.

El objetivo del curso es establecer una reflexión, desde el ámbito de la arquitectura, sobre las distintas formas de implantación del turismo en la Costa Blanca. En este sentido, aportará los vínculos teóricos de estas realidades con los ámbitos de la arquitectura y el territorio desde la perspectiva de la ecología política y contrastará las herramientas del diseño y la arquitectura con este tipo de entidades.

El curso se articula en torno a tres módulos, cada uno de una semana de duración y cada uno de ellos abordará una escala particular, desde la territorial a la doméstica pasando por la arquitectónica, y será coordinado por un profesor específico.

El primero de ellos, titulado “La ficción como identidad, coordinado por José Luis Oliver Ramírez, del Departamento de Expresión Gráfica, Composición y Proyectos, pretende reflexionar sobre la idea de identidad, tan próxima a los imaginarios de las industrias del turismo, desde la perspectiva de una construcción comercial: desde la idea del “levante feliz” como slogan franquista de consumo interno, al “Spain is different” como slogan también primitivo del boom del turismo.

Los ponentes serán Juan Antonio Sánchez Morales y María José Marcos, de la Universidad de Alicante y Raquel Huete, exdirectora general de Turismo y docente en la UA. También participa Alberto Nanclares de Basurama, un colectivo dedicado a la investigación, creación y producción cultural y medioambiental fundado en 2001 que ha centrado su área de estudio.

Y actuación en los procesos productivos, la generación de desechos que estos implican y las posibilidades creativas que suscitan estas coyunturas contemporáneas.

EL SUEÑO MEDITERRÁNEO

En la segunda semana, se impartirá el módulo “El sueño mediterráneo”, título que hace un guiño al “sueño americano”, coordinado por Ester Gisbert, que tratará la asociación de la vida en el mediterráneo a unas formas de comodidad, ritmos de vida y modos de socializar.

Con este punto de partida, se explorarán y pondrán a prueba las formas de diseño asociadas a la escala doméstica que operan en estos entornos. Se trata de diseños de dudosa filiación, híbridos, y asociados a unas estéticas particularmente desinhibidas que en ocasiones articulan inteligencias particulares de gran interés. Los ponentes son María Goula, Tim Johnson y Zap&Buj.

Finalmente, bajo la coordinación de Iván Capdevila, el tercer el módulo tratará sobre “Alicante: Arquitectura +Sol + Comida + Vida”. Los ponentes Francisco Leiva, Luis Úrculo y Andrés Silanes se adentrarán en la cultura mediterránea, en general, y en su arquitectura, en particular, a través de los personajes que participan en su construcción.

Estos diseñarán una experiencia arquitectónica completa a partir de la visita a diversos lugares, la reproducción cotidiana de situaciones lúdicas, el disfrute de la gastronomía local y la vivencia de paisajes característicos.

Publicidad