fbpx

El Campello cierra todas sus playas y calas de 1 a 6 a partir del viernes

El aumento de la incidencia está directamente relacionado, en el caso de la playa de Muchavista

Ante la constatación de que en las últimas fechas, a diario y con mayor incidencia durante los fines de semana, han proliferado los ‘botellones’ y fiestas juveniles en las playas y calas de El Campello, el Ayuntamiento ha decidido cerrar al público esos espacios entre la 1 y las 6 de la madrugada, inicialmente desde el próximo viernes, 6 de agosto y hasta el lunes 16. Un decreto del alcalde Juanjo Berenguer ordenará un control policial estricto en esos espacios para intentar poner freno a un fenómeno hasta ahora casi inédito en el municipio, que la Policía Local vincula directamente al hecho de que las localidades vecinas de Alicante, Sant Vicent y La Vila Joisa están sujetas a toque de queda.

Un informe policial elaborado esta misma semana señala que durante el pasado fin de semana se detectó una “notable” incidencia del número de jóvenes practicando botellón en las playas y calas de El Campello. La centralita de Jefatura atendió por tal motivo más de 40 llamadas y requerimientos por casos en las playas de Muchavista y Carrer la Mar, así como en las calas de la zona norte, lo que obligó a multiplicar por tres los servicios habituales por este motivo.

Entre el sábado y el domingo se levantaron hasta 25 actas-denuncia por botellones y fiestas, la mayoría a jóvenes residentes fuera de la población, lo que ha supuesto una carga de trabajo extra a los servicios policiales.

Los efectivos de Policía Local recibieron el apoyo puntual de la Guardia Civil. Las denuncias podrían llegar a suponer sanciones de hasta 3.000 euros, a pagar por los infractores o sus tutores en caso de tratarse de menores de edad.

El aumento de la incidencia está directamente relacionado, en el caso de la playa de Muchavista, con el toque de queda en Alicante, de forma que cuando se prohíbe la estancia en la playa de San Juan, las pandillas de jóvenes cruzan al arenal campellero para seguir la fiesta.

Esto repercute también de forma negativa en la limpieza de los arenales, pues esta afluencia masiva de gente dificulta y hasta llega a impedir impedido el trabajo diario.

Artículos relacionados

CatalanSpanish