fbpx

El Campello adquiere 18 desfibriladores para ser un municipio “cardiosaludable”

Estos aparatos se instalarán en los edificios de titularidad municipal y en todos los colegios públicos

El Ayuntamiento de El Campello, a propuesta del concejal de Salud Pública Rafa Galvañ (PP), ha aprobado licitar la compra de 18 desfibriladores que se instalarán en los edificios de titularidad municipal y en todos los colegios públicos. Se trata de un paso importante de cara a avanzar en el objetivo de ser un municipio “cardiosaludable”. 

“Conscientes de la gran importancia de la enfermedad cardiovascular, ponemos en marcha el plan “El Campello, Ciudad Cardiosaludable”, con el objetivo de aunar voluntades, recursos y actividades para distinguir nuestro municipio como avanzado en la promoción de la salud cardiovascular”, señala Rafa Galvañ. 

Por ello, el Ayuntamiento de El Campello dotará de 18 de estos aparatos a las dependencias públicas y colegios con el objetivo de “garantizar la seguridad de sus habitantes y sus trabajadores”. Un desfibrilador externo automático, DEA, es un dispositivo electrónico que puede examinar el ritmo cardíaco para determinar si es necesario proporcionar una descarga a una persona en paro cardíaco. 

El contrato que sale a licitación incluye la instalación de los desfibriladores y su mantenimiento por un espacio de tres años, por un importe de 40.885,90 euros. Entre los criterio marcados figuran, entre otros aspectos, la oferta económica, el tiempo de entrega y el tiempo de recarga entre descargas. Se prevé instalar estos elementos de actuación rápida este mismo verano. 

Enfermedad cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo occidental. Las evidencias clínicas y científicas ratifican que la desfibrilación temprana y la reanimación cardiopulmonar básica de calidad son la respuesta más adecuada y el tratamiento específico de la fibrilación ventricular.

Por otro lado, diversos estudios científicos han demostrado “la efectividad, utilidad y el nulo riesgo de la utilización de los desfibriladores semiautomáticos” en los programas de atención inmediata realizados por personal no sanitario en espacios públicos, y avalan que dicha utilización “puede salvar la vida a personas que sufren una fibrilación ventricular”. 

Charlas formativas

Los trabajadores municipales serán informados del funcionamiento de los desfibriladores para que puedan saber como utilizar el aparato y actuar ante cualquier emergencia.

Asimismo, el próximo curso escolar se organizarán charlas en los colegios con el mismo objetivo, dirigiendo las acciones formativas hacia los principales factores de riesgo cardiovascular, como son una alimentación inadecuada, la hipercolesterolemia, el sobrepeso y obesidad, la hipertensión arterial, diabetes, estrés o falta de ejercicio físico.

Artículos relacionados

CatalanSpanish