Detienen “in fraganti” a dos ladrones que acababan de robar en un bar de Torrevieja

Tras ser puestos a disposición judicial, los autores, que cuentan con numerosos antecedentes, han ingresado en prisión sin fianza.

0
588

La Guardia Civil de Torrevieja ha detenido a dos ladrones habituales que acababan de hacerse con la recaudación y diversas bebidas en un bar del centro de Torrevieja.

Fueron sorprendidos por un Guardia Civil, fuera de servicio, que se dirigía en ese momento a iniciar su jornada laboral.

Eran las 05:35 horas del pasado 26 de noviembre cuando un agente de la Guardia Civil del Puesto de Torrevieja, que se encontraba fuera de servicio, se dirigía a iniciar la jornada laboral a su Unidad. En pleno casco urbano, a unos metros del acuartelamiento, sorprendió a dos conocidos delincuentes de la zona mientras robaban en el interior de un bar. Al verse descubiertos, emprendieron a pie la huída.

El agente salió corriendo tras ellos mientras les gritaba: “¡Alto, Guardia Civil!”. Mientras los perseguía, telefoneó al Cuartel, que se encontraba a unos metros de dónde estaban ocurriendo los hechos.
El agente que recibió la llamada, en la centralita del Puesto de la Guardia Civil de Torrevieja, sin pensárselo se lanzó a la calle, también a la carrera. Durante la persecución, uno de los dos autores arrojó bajo un vehículo una mochila negra, en la que llevaba una palanca de hierro, tipo pata de cabra, probablemente la que utilizaron para forzar la puerta del establecimiento, una defensa extensible, así como gorros y guantes.

El seguimiento continuó por diversas calles del centro de la localidad. Viendo que iban a ser alcanzados, uno de los autores se dio la vuelta, y enfrentándose al agente que le reiteraba: “¡Alto, Guardia Civil!”, inició una activa resistencia a su detención propinando patadas y puñetazos. Sin cesar en su empeño, el Guardia Civil logró reducirlo y proceder a su detención.

Mientras tanto, el otro compañero que había recibido la llamada en el Puesto, tenía acorralado al otro autor, que había tratado de darse a la fuga cruzando un descampado.

A pesar de los requerimientos del agente de la Autoridad, lejos de deponer su actitud, el ladrón trató de huir saltando un muro de más de dos metros de altura. Pero el agente uniformado, saltó tras él y continuó la carrera. En ese momento, llegaron al lugar varias patrullas a prestarle apoyo. Al verse acorralado, el autor se agazapó entre los matorrales del descampado. Sin embargo, fue alcanzado por los agentes, que procedieron finalmente a su detención, a pesar de que, una vez en el suelo, continuaba resistiéndose agitando fuertemente las piernas y los brazos.

Han sido detenidos dos varones de 31 y 35 años, uno de nacionalidad española y otro de nacionalidad inglesa, a los que les constan numerosos antecedentes por hechos similares. Se les imputa un delito de robo con fuerza en establecimiento público, otro de delito de resistencia y desobediencia grave a agentes de la Autoridad, y otro de amenazas, ya que durante el traslado a las dependencias oficiales, acometieron contra los agentes, a los que les decían que cuando los soltaran, irían a buscarlos.

Tras ser puestos a disposición judicial, la Autoridad ha decretado su ingreso en prisión sin fianza. Los útiles empleados para la comisión del delito, han sido intervenidos y puestos a disposición del Juzgado que entiende de la causa.

También han sido intervenidos 318 euros, procedentes de la recaudación del establecimiento en el que cometieron el robo, y numerosas botellas de bebidas alcohólicas procedentes del bar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.