fbpx

Desarticulan una organización criminal dedicada a robar vehículos y desguazarlos para venderlos en Alicante

En total hubo ocho detenciones y cinco registros donde se intervinieron multitud de piezas pertenecientes a doce vehículos sustraídos

La Policía Nacional ha detenido en Alicante a ocho personas integrantes de una organización criminal que operaba a nivel nacional dedicada a la receptación de vehículos sustraídos, los cuales eran desmontados y sus piezas las utilizaban en vehículos siniestrados que luego comercializaban en casas de compra-venta de las localidades de Alicante, San Vicente del Raspeig y Muchamiel. 

En total se practicaron ocho detenciones y cinco registros donde se intervinieron multitud de piezas pertenecientes a doce vehículos sustraídos, tres coches robados sin desguazar y una motocicleta también sustraída desmontada y embalada. 

Las investigaciones han sido llevadas acabo por los Agentes del Grupo II de Crimen Organizado de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Alicante y se iniciaron a raíz de la recuperación de un vehículo que había sido denunciado como sustraído en el año 2017 en la localidad de Murcia y cuyo bastidor había sido manipulado. 

Con la detención del conductor por un presunto delito de robo de vehículo y falsedad documental, los investigadores continuaron con las gestiones para esclarecer la procedencia del vehículo recuperado, averiguando que el detenido poseía un negocio de compra-venta de vehículos en la localidad de San Vicente del Raspeig y que utilizaba una finca abandonada en las inmediaciones donde guardaba multitud de vehículos y que usaba de taller clandestino. 

Tras la sospecha de que el detenido pudiera dedicarse a la venta de vehículos de procedencia ilícita, los agentes realizaron un registro en la finca donde fueron localizadas numerosas piezas de vehículos desguazados y se pudo determinar que pertenecían a vehículos que habían sido robados en distintos municipios de Alicante, Madrid, Murcia e incluso uno de ellos en Italia. 

Por otra parte, la Policía también registró un garaje propiedad del detenido donde se localizaron 600 plantas de marihuana de gran envergadura y un revólver detonador siendo imputado también por un presunto delito de tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico. 

El avance de la investigación permitió a los agentes localizar otra casa de compra-venta en la que se adquirían vehículos siniestrados que eran reparados con piezas de vehículos sustraídos para su posterior venta, comprobando que algunos de ellos estaban también anunciados en conocidos portales webs. 

Los detenidos de nacionalidad española y albanesa, de entre 19 y 51 años de edad, todos ellos con antecedentes por delitos similares, fueron todos puestos en libertad tras ser oídos en declaración en dependencias policiales, a la espera de ser llamados a declarar en sede judicial.

Artículos relacionados

" "
CatalanSpanish