Desalojan en la madrugada a 1500 personas del camping La Marjal de Crevillent

El Ayuntamiento pide que ante cualquier incidencia de gravedad se mantendrá informada a la población como hasta ahora y ante cualquier urgencia, estrictamente valorada para no ocupar las líneas, sobre este operativo se consulte siempre con la Policía Local 965406454.

Juega Limpio Orihuela

Unas 1.500 personas han sido desalojadas “de forma ordenada” y sin heridos durante la pasada madrugada de un camping del término municipal de Crevillente (Alicante) a causa de una crecida de aguas. Se trata de un camping de lujo y de los de mayor capacidad de la Costa Blanca alicantina que se halla junto a la autopista AP-7 y a muy pocos kilómetros de Almoradí, una de las poblaciones más afectadas por las inundaciones.

La mayoría de los evacuados encontró alojamiento para pasar el resto de la noche, sin embargo 206 (la mayoría de nacionalidades europeas) tuvieron que hacer noche en el pabellón Félix Candela, al no tener cerca familiares que los acogieran.

El nivel de emergencias 1 sigue activo en las pedanías crevillentinas y se ha recomendado a los vecinos de Las Casicas no dormir en la pedanía ya que los accesos están inundados y se necesita de coches adaptados para llegar. En otras pedanías como San Felipe Neri el nivel de agua no representa riesgo y en otras como El Realengo no existe peligro.

Tras el desalojo, parte de los clientes fueron reubicados  en las instalaciones de Marjal Guardamar, donde además de alojamiento, se ofreció alimentos y otros elementos para cubrir sus necesidades. Otros, clientes, a decisión propia, fueron trasladados en autobuses al centro Els Abrets habilitado en Crevillente. En el albergue instalado en Abrets siguen 46 personas realojadas que han podido participar en actividades culturales que se desarrollaban hoy en el pueblo, ya que por ahora no pueden volver a sus casas.

Marjal Costa Blanca es uno de los campings más grandes que tiene la Costa Blanca donde precisamente Servicios Turísticos Marjal (STM) había realizado una fuerte inversión que les iba a permitir cerrar la temporada con unos resultados muy positivos. La dirección espera a la reducción del nivel de agua para iniciar la evaluación de los daños ocasionados y comenzar las tareas de acondicionamiento y la restitución de la  normalidad en las instalaciones para el retorno de los clientes en el menor tiempo posible.