La Comunidad Valenciana propone reuniones de hasta 10 familiares en las celebraciones navideñas

La movilidad continuará restringida salvo los días 24 y 25 de diciembre, y los días 1, 5 y 6 de enero.

1972

La consellera de Sanidad Universal y Sanidad Pública, Ana Barceló, ha anunciado en la rueda de prensa celebrada esta tarde que la Comunidad Valenciana ha propuesto al consejo interterritorial su intención de ampliar las reuniones sociales hasta 10 personas en el ámbito social en las fechas navideñas más señaladas. Por lo tanto, los días 24 y 25 de diciembre y el 1, 5 y 6 de enero, las comidas y cenas navideñas podrían celebrarse con hasta 10 personas de una misma familia. Sin embargo, las reuniones sociales seguirían siendo de 6 personas.

De momento, “el 92% de los nuevos casos positivos se han producido en el ámbito social. Por esta razón, las celebraciones navideñas dependerán de la evolución de estos datos de contagio”, ha destacado Barceló. Por otro lado, ha expresado la intención que las restricciones sean las mismas para todo el territorio español: “estamos por el consenso y nos gustaría llegar a un acuerdo general entre comunidades porque no hayan diferencias entre unos territorios y otros contradictorios”.

Además, la movilidad continuaría restringida, porque “pensamos que es importante limitarla”, ha dicho Ana Barceló. Pero la consellera ha destacado que “se quiere abrir la comunidad como excepción a las fechas más señaladas“, es decir, las citadas anteriormente.

En cuanto al recuento de los niños como parte del núcleo familiar, de momento la consellera no se plantea que los más pequeños sean diferentes, por lo tanto, los pequeños contarán el mismo que un adulto. Unos de los temas que más preocupan en esta Navidad diferente son las celebraciones especiales. La consellera ya ha avanzado que no se recomienda la celebración de ninguna cabalgata, pero sí que se pensará en una alternativa. Por ejemplo, se podría celebrar una cabalgata estática con controles de acceso.

“Somos partidarios de mantener las mismas medidas que siguen vigentes una semana antes del inicio de las fiestas navideñas”, por lo tanto, habrá que esperar a ver la evolución de la Covid-19. Hay que recordar que la vida continúa después de Navidad y nadie quiere “un regalo que no deseemos, que sería un aumento en la evolución de casos”, ha sentenciado Ana Barceló.