Alicante pone los mimbres para convertirse en la capital digital de la Europa mediterránea

En este encuentro participativo de profesionales de la tecnología, el diputado provincial Adrián Ballester puso de relieve las condiciones de Alicante para convertirse en "un territorio estratégico" dentro del Viejo Continente

Imagen panorámica del tercer WorkShop de Alicante/ Alex Ferrer.
Imagen panorámica del tercer WorkShop de Alicante/ Alex Ferrer.
Juega Limpio Orihuela

La Casa Bardín, la sede principal del Instituto Juan Gil-Albert, fue el escenario elegido para acoger la tercera jornada del Workshop que forma parte del interesante proyecto Digital City Challenge. Allí, se citaron más de quince profesionales de diferentes ámbitos del mundo tecnológico con el objetivo de “identificar ciudades, iniciativas, acciones y proyectos referentes dentro del mundo digital”. Este evento estuvo caracterizado por una amplia participación de todos sus integrantes en la que pudieron poner encima de la mesa estrategias concretas (Captar el compromiso de Focus Group, Diseñar una plataforma web colaborativa) y fomentar una colaboración por diferentes bloques temáticos (Empleo-formación; Modelo productivo y Redes-Innovación).

Este encuentro entre profesionales del mundo digital estuvo capitaneado por Jorge  Galván Falcón, consultor de CARSA. “El maestro de ceremonias”, nos explicó que el “Digital City Challenge es una iniciativa de la Comisión Europea donde participan 40 ciudades en las que se está prestando asesoramiento y coaching para generar una estrategias de transformación digital orientadas al servicio del sector empresarial-industrial de cada uno de los municipios de la provincia de Alicante”. Siguiendo la misma línea, Galván Falcón expuso que este proyecto tiene “un proceso de cerca de un año”  en el que por un lado “se celebran  encuentros locales para hacer partícipes a los actores relevantes dentro de la provincia alicantina (ámbito público-privado, formación universidades..). En cuanto al evento de esta mañana, el especialista desveló que este pertenece a “la tercera fase de las cuatro que hay”  y que tiene esta tiene la finalidad  de “identificar iniciativas, acciones, proyectos concretos que se pueden llevar a la práctica”. La dos anteriores trataron de definir la misión digital a largo plazo en la provincia y la de determinar  la orientación estratégica y los objetivos operacionales”. El proyecto comenzó en mayo de 2018 y se acabará en junio de 2019.

En cuanto al desarrollo tecnológico de la provincia de Alicante, Galván reconoció que hay “un camino muy grande por recorrer” y además puso de relieve que Alicante como ciudad no participa en el proyecto sino que lo hace a nivel provincial, hecho que hace “muy complicado” saber la ·”maduración digital”. Sin embargo, sí tiene claro cuales son “las recetas” que hay seguir para lograr una Alicante innovadora: “Potenciar la formación y capacitación de los trabajadores y la del propio empresario; la infraestructura de la administración pública por parte de las empresas, definir un sistema de gobernanza que defina los actores principales que liderarán todo este sistema de tranformación digital, la implicación para dar apoyo a las empresas y  acceso tecnología”. Por último, Galván consideró fundamental “atraer talento e inversión de fuera  con las condiciones optimas que tiene de por sí Alicante (su estilo de vida, su infraestructura, su cultura), crear una  red donde se puedan agrupar todos los municipios donde se  identifiquen soluciones comunes y  crear proyectos colaborativos”.

 Ballester quiere que Alicante sea “la capital digital” de la Europa mediterránea

El diputado Adrián Ballester interviniendo en el tercer Workshops de Alicante/Alex Ferrer.
El diputado Adrián Ballester interviniendo en el tercer Workshops de Alicante/Alex Ferrer.

Uno de los propulsores de potenciar la tecnología y el mundo digital en el territorio alicantino es Adrián Ballester. El diputado provincial también hizo acto de presencia y tuvo un protagonismo importante dentro de la tercera jornada del Workshop. El político destacó a Diario de Alicante “la importancia de diversificar la  economía y la no dependencia de sectores estructurales porque si hay una crisis muy importante en alguno de ellos, lógicamente la economía se resiste más”. Para ello, puso el acento en “actuar más en el mundo de la innovación y tecnología”. Al igual que Jorge Galván, indicó que se debe mejorar en este aspecto a nivel provincial y nombró la “buena materia prima de Alicante” para ser considerado un territorio estratégico: “Tenemos  a jóvenes preparados en las universidades y centros de formación;  Tenemos 3 universidades públicas (UA, UMH y el campus de Alcoy perteneciente a la Politécnica Valencia; el AVE y  el Aeropuerto,  y unas condiciones climáticas muy importes y en ventaja de otros territorio de la UE”.

Por último, Ballester nos confirmó cual es su deseo para Alicante: “La digitalización es un proceso que afecta a todas los actores de la sociedad, su crecimiento es imparable. Con todos las condiciones que tiene esta provincia, podemos convertir Alicante en la capital digital” de la Europa mediterránea”.