fbpx
13.5 C
Alicante

Alicante pedirá al pleno que condene la oleada de violencia tras el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasél

De España y Sánchez presentan una Declaración Institucional conjunta en la que defienden la democracia y puntualizan que “en España nadie va a la cárcel por un tuit o la letra de una canción, se va por delinquir".

- Publicidad -Torrevieja
- Publicidad -Alicante8M
- Publicidad -El_Campello

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Alicante, Mari Carmen de España, y la de Ciudadanos, Mari Carmen Sánchez, han presentado una Declaración Institucional conjunta por la que pedirán en el pleno ordinario del mes de febrero que la corporación condene la oleada de actos de violencia que se están registrando en distintas ciudades de España por el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasél.

En el escrito presentado y firmado por ambas portavoces se explica que “ante la oleada de disturbios que tienen lugar en distintos puntos de nuestro país, incluida la Comunidad Valenciana, a causa de las protestas ciudadanas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél y que se han traducido en más de medio centenar de heridos, numerosos detenidos y comercios destrozados, por medio de la presente Declaración Institucional queremos mostrar nuestro más profundo rechazo a los disturbios y conductas violentas que están teniendo lugar en distintos puntos de nuestra geografía”.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante cree necesario resaltar que “el encarcelamiento de Hasél se produce como consecuencia de la desestimación por parte del Tribunal Supremo de los recursos interpuestos contra la Sentencia dictada por la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional que le condenó por diversos delitos, más concretamente por un delito de enaltecimiento del terrorismo, un delito de injurias y calumnias contra la Corona y un delito de injurias y calumnias contra otras Instituciones del Estado”.

Las firmantes de la Declaración Institucional rechazan en la Declaración Institucional que nos encontremos ante un caso de menoscabo de la libertad de expresión y recuerdan que “el Alto Tribunal destaca que el derecho a la libertad de expresión está condicionado por otros derechos constitucionales como es el caso de la prohibición de conductas de alabanza de actividades terroristas que constituyan un germen para acciones que ataquen los pilares de nuestro Estado de Derecho”.

Adicionalmente, se recuerda en el documento que se debatirá en el pleno, “cabe destacar que el rapero había sido condenado a cumplir una pena de nueve meses de prisión, hecho que en circunstancias normales no tendría por qué implicar su entrada en prisión al ser la citada condena inferior a dos años. No obstante, su entrada en prisión se produce debido a sus antecedentes penales ya que la ejecución de la Sentencia había sido suspendida por la Audiencia Nacional en un Auto de septiembre de 2019 en el que se apercibía al rapero de que si volvía a delinquir se ejecutaría la pena impuesta”.

Tanto De España como Sánchez precisan que “en España nadie va a la cárcel por publicar tuits o por la letra de una canción, se va a la cárcel por tener antecedentes penales por agredir a un periodista durante una rueda de prensa, por agredir a un testigo de un juicio cuyo testimonio iba en contra de un amigo, por enaltecimiento al terrorismo… En definitiva, Pablo Hasél ingresa en prisión por tener antecedentes penales y por ser reincidente. En este sentido, todos y cada uno de los ciudadanos españoles estamos sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico, estando obligados a observar su debido cumplimiento. Tal es así que la transgresión de cualquier norma del ordenamiento jurídico debe llevar aparejada su correspondiente sanción, especialmente en el ámbito penal”.

Por todo lo expuesto y dado que la oleada de violencia que se ha generado como consecuencia del encarcelamiento del rapero “nos produce estupor y perplejidad, queremos mostrar a través de la presente Declaración nuestra más profunda indignación ya que como ciudadanos de esta sociedad en ningún caso podemos defender posturas que ensalcen acciones violentas y que pretendan enmarcarse dentro del derecho a la libertad de expresión cuando sin duda se encuentran circunscritas dentro de un discurso del odio”.

En consecuencia, el equipo de gobierno pedirá al pleno que muestra su más profundo rechazo y declara su más firme condena a la oleada de violencia y disturbios ocasionados por radicales en contra del encarcelamiento del rapero “Pablo Hasél”.

- Advertisement -
- Publicidad -Teulada
- Publicidad -
CatalanSpanish