Antonio Estañ traslada a César Sánchez su preocupación por el bloqueo de Compromís a las ayudas nominativas de la Diputación

El presidente de la institución provincial insta a Antonio Estañ a alcanzar un consenso entre todos los grupos políticos que permita dar salida a estas aportaciones.

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, se reunió ayer por la mañana en el Palacio Provincial con el Secretario General de Podemos y Síndico de este Grupo Parlamentario en las Cortes Valencianas, Antonio Estañ, quien le ha trasladado su preocupación por la paralización de las ayudas financieramente sostenibles de la institución, actualmente a la espera de un dictamen judicial tras el veto interpuesto por Compromís. En ese paquete inversor se encuentra una aportación nominativa cercana a los 300.000 euros para el municipio de Callosa de Segura destinada a mejorar las necesidades infraestructurales y dotacionales del barrio del Salitre.

Sánchez ha explicado, al término del encuentro, que Podemos no entiende que “una discrepancia política se pueda llevar al juzgado, porque hay que respetar a los partidos que ganan las elecciones legítimamente”.

“Compromís tiene un único objetivo, destruir esta institución y generar el caos, porque es un partido que se mueve muy bien en él y no forma parte del sistema ni del juego político moderado, del debate, de la discrepancia o de los acuerdos. Cuando se juega con el bienestar de las personas que viven en los pueblos de la provincia me parece poco serio, respetuoso y sensato. No me voy a sentar con Compromís a pactar ni a negociar nada porque ya lo he hecho, llegamos a un acuerdo y faltaron a su palabra”, ha recalcado el presidente.

Tal y como ha reconocido, y así se lo ha indicado al Síndico de Podemos, “vamos a esperar a la decisión del órgano judicial, aplicando la máxima cautela y prudencia y siendo conscientes de que aquello que diga el juzgado será lo que cumpliremos”. “Si ponen en duda tres nominativas, ponen en duda todas las nominativas de la Comunitat, porque lo que está mal en una institución no puede estar bien en otra”, ha concretado.

Callosa de Segura es uno de los municipios que cuenta con una ayuda nominativa en el paquete de inversiones financieramente sostenibles de la Diputación. El motivo del encuentro, en el que han participado también el diputado por la comarca y responsable del Área de Buen Gobierno de la institución, Adrián Ballester, y el concejal de Somos Callosa, José Navarro, es el de propiciar una solución interadministrativa que permita agilizar la aportación económica de 300.000 euros al Ayuntamiento de la localidad para iniciar las obras en el barrio del Salitre. Se trata de una actuación de emergencia que persigue restablecer de nuevo el tráfico en la zona, así como facilitar a los vecinos el acceso a sus viviendas.

“Los vecinos del barrio del Salitre de Callosa de Segura están padeciendo una situación límite que debemos revertir porque afecta a su vida cotidiana y también al progreso de los comerciantes de la zona. Si no se desbloquean pronto las ayudas de la Diputación los más afectados serán los ciudadanos”, ha constatado el presidente.

El presidente ha insistido en que “Compromís es un partido que perdió las elecciones, que tiene tres representantes en una institución con 31 diputados y que está bloqueando las inversiones de más de treinta y nueve municipios de la provincia. No está demostrando seriedad ni responsabilidad y desde ese punto de vista han perdido mi respeto”.

En esta línea, ha apuntado que “si Compromís quiere que haya nominativas para unos municipios pero no para otros tiene que explicarlo. Si la justificación es el color del partido que gobierna en una u otra localidad entonces es que no se preocupa de los ciudadanos, porque las inversiones no son para las marcas políticas, no son para los ayuntamientos como institución, son para los vecinos que viven en los pueblos con independencia de si votan a un partido político u otro”.

Por ello, el responsable provincial ha instado a Estañ a alcanzar un acuerdo entre todos los grupos políticos en la Comunitat para desbloquear las ayudas financieramente sostenibles de la Diputación. Esta situación, según ha explicado el presidente, “es de una deslealtad institucional sin precedentes y está afectando al buen funcionamiento de esta administración y a las necesidades de nuestros pueblos”.

Ayuda a Torrevieja

Por otra parte, el presidente de la Diputación también ha lamentado la actitud adoptada por el alcalde de Torrevieja ante las ayudas acordadas por la institución provincial para este municipio y que contemplan, tal y como se ha aprobado en la Comisión de Hacienda, una subvención de 912.600 euros para sufragar íntegramente las obras de renovación del alumbrado público de La Mata, con lo que se cumple el compromiso recogido ya en los presupuestos de 2018.

Asimismo, la institución ha comunicado al consistorio la intención de atender la petición de una subvención para las obras de renovación del asfaltado de diversas calles de Torrevieja con un importe de un millón de euros, sufragado a un 50% por la institución provincial siguiendo los criterios de ayudas nominativas fijados en el acuerdo plenario de 7 de febrero de 2018. Esta subvención tendrá que ser refrendada por el pleno junto al resto de inversiones financieramente sostenibles en las que está trabajando el equipo de gobierno provincial.

“El alcalde de Torrevieja tiene que preocuparse de sus vecinos y de decidir si lo que quiere es que haya inversiones en su municipio o no y no tanto en hacer política partidista”, ha señalado el presidente.

En este sentido, ha reiterado que cuando la Diputación aprueba ayudas para la localidad de Torrevieja “no está pensando en su ayuntamiento sino en sus vecinos, voten a quien voten, porque son los que necesitan bienestar, infraestructuras y equipamientos públicos”.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante