nóminas

El alcalde de Torrevieja, José Manuel Dolón, ha informado en rueda de prensa que no puede firmar la orden para el pago de las nóminas de los trabajadores del Ayuntamiento del mes de agosto una vez que se ha producido un reparo suspensivo por parte de Intervención y los técnicos de Recursos Humanos se ratifican en que no tienen que emitir un nuevo informe de discrepancia con el que superar ese reparo.

El alcalde ha explicado que “nos encontramos en el punto al que previsiblemente íbamos a llegar. En Tesorería se han preparado las nóminas, Intervención ha hecho un informe suspensivo sobre la nómina y los técnicos que han de discrepar de ese informe entienden que está perfectamente informado. En consecuencia no puedo firmar la orden de transferencia, mi firma no vale nada para hacer la transferencia porque ha de estar acompañada por la de la Tesorera y la del Interventor, que no la van a rubricar”.

Llegados a este punto, tal y como ya avanzó en rueda de prensa la semana pasada el alcalde, se va a remitir toda la información a la Intervención de la Generalitat Valenciana, para que emita un informe con el que se pueda hacer frente al pago de las nóminas con el correspondiente aval de legalidad. “Que este órgano dé una resolución definitiva y acabamos con el tormento”, ha pedido el primer  edil, quien ha asegurado que la documentación se va a hacer llegar de la forma más rápida posible y se va a entregar en mano.

El alcalde ha asegurado que ha procurado que no se llegara a esta situación y que para ello estuvo estudiando la posibilidad de que se pudiera separar la nómina en dos partes, dejando al margen el concepto de productividad, que es el que ha generado este reparo suspensivo. “He procurado pagar a la gente, mi voluntad era pagar, pero aunque sea de muy mala gana tengo que asumir la situación”, ha dicho. A lo que ha añadido que “con la ley en la mano puedo estar de acuerdo o no con los informes técnicos pero lo que no puedo es desautorizar a un técnico si otro técnico no lo motiva. Si fuera así sería estupendo, pero no es el supuesto en el que nos encontramos”.

En ese sentido ha recordado que es el Real Decreto 424/2017, de 28 de abril, por el que se regula el régimen jurídico del control interno en las entidades del Sector Público Local, que aprobó el anterior Gobierno, en concreto el Ministro Montoro, que no ha sido derogada por el actual Gobierno y que, en el aspecto que nos ocupa, entró en vigor el pasado 1 de julio, el que “nos aboca a esta circunstancia por el poder que ha concedido a los órganos de fiscalización, a la Intervención”. El alcalde ha reiterado que tiene que “respetarlo, me guste o no, discrepando plenamente”. Por ello ha pedido que se evite hacer demagogia con este tema “porque estamos siguiendo los procedimientos que la legalidad nos impone”. Es la Ley la que “nos pone en esta situación, una ley que no la ha hecho el alcalde ni el Gobierno de Torrevieja”, ha enfatizado.

El alcalde ha manifestado su solidaridad con los trabajadores y les ha pedido paciencia, dentro de la dificultad que entraña el tema, al tiempo que ha dicho que a veces “nos toca asumir alguna responsabilidad aunque consideres que no la merezca, pero hay que asumir la situación con responsabilidad y que sepan que vamos a hacer que esto pase cuanto antes con los menores perjuicios”. Además les ha agradecido su confianza y su trabajo diario y les ha recordado que a partir del décimo día que estén sin cobrar pueden reclamar daños e intereses de demora si no se ha arreglado antes la situación con la Intervención de la Generalitat o por la vía judicial a través de los sindicatos.

Junta de Personal

A preguntas de los medios de comunicación sobre la solicitud del sindicato SIPOL de que presente su dimisión, el alcalde se ha limitado a decir que “el PP no está solo en sus peticiones”. En contraposición ha explicado que a primera hora de la mañana ha recibido a la Junta de Personal en el Ayuntamiento y que le han manifestado que no comparten la opinión de este sindicato, le han manifestado su discrepancia con el artículo y con algunos aspectos que no son ciertos.

El alcalde también ha dicho que será la Junta de Personal y los sindicatos, si así lo deciden, quienes puedan pedir al juzgado medidas cautelares o cauteladísimas para solicitar el pago de la nómina. Dolón ha detallado que su intención era tramitar esa solicitud, pero los técnicos le han dicho que no es posible ya que a él como alcalde se le considera “parte” y estará en el procedimiento pero en calidad de “demandado”. Ha asegurado que si se produce la solicitud del pago el Ayuntamiento facilitará todo lo que sea necesario para que las medidas se puedan hacer efectivas.

Por último, el primer edil ha dicho que “quienes crean que esto se puede arreglar con que el alcalde dé un golpe en la mesa o levante la voz están muy equivocados” y ha asegurado que un Gobierno de otro color “no  hubiera hecho nada diferente a lo que yo he hecho”. No obstante ha asegura que queda todavía el viernes 31 de agosto en el que va a seguir trabajando para intentar “por todos los medios posibles que pueda hacerse efectivo el pago de las nóminas”, ha concluido.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante