Inicio Infraestructuras El Plan Vega Renhace planifica restaurar las infraestructuras hidráulicas de la Vega...

El Plan Vega Renhace planifica restaurar las infraestructuras hidráulicas de la Vega Baja

La reconstrucción de acequias y azarbes de la llanura del río Segura es una de las actuaciones prioritarias.

Josep Manel Sánchez

El Plan Vega Renhace del Consell planifica nuevas obras para reconstruir infraestructuras hidráulicas de la Vega Baja, zona del sur de la provincia de Alicante totalmente devastada por la DANA o gota fría de septiembre de 2019. Así se ha decidido en una reunión de trabajo en la que se ha analizado un informe, en fase de elaboración, que identifica todas y cada una de las actuaciones necesarias que deben ejecutarse en las acequias y los azarbes de la comarca.

Se trata de unas actuaciones que tienen como fin mejorar aquellas infraestructuras hidráulicas que, por antigüedad, estén en mal estado; reparar las que, a causa de la DANA de 2019 y de otras inundaciones, hayan sufrido daños; reforzar la seguridad en las mismas, instalando elementos como, por ejemplo, barandillas; reducir el riesgo de inundaciones, y ensalzar el patrimonio hidráulico de la comarca.

Hay que recordar que, a raíz de la gota fría de septiembre de 2019, la Generalitat ha invertido 15,7 millones de euros en restaurar la red de riego de la comarca en más de 87 obras en 20 municipios, algunas ya están concluidas mientras que otras aún se están llevando a cabo.

Unas inversiones que se realizaron en los siguientes municipios: Algorfa, Almoradí, Benejúzar, Benferri, Bigastro, Callosa Segura, Catral, Crevillente, Daya Vieja, Dolores, Guardamar del Segura, Jacarilla, Los Montesinos, Orihuela, Pilar de la Horadada, Rafal, Rojales, San Fulgencio, San Isidro y San Miguel de Salinas.

Con el mencionado informe se da un paso más para consolidar las acequias y los azarbes del río Segura, dado que se han revisado en profundidad para así realizar un diagnóstico del estado de conservación de los mismos sobre el que planificar nuevas obras de mejora.

«La restauración de los canales de riego en la Vega Baja del Segura se enmarca en el eje de infraestructuras hidráulicas del Plan Vega Renhace del Consell, actuaciones 3, 5, 9 y 10; unas obras de rehabilitación que servirán para paliar los efectos de unas eventuales inundaciones en la Vega Baja», ha explicado la directora general de Análisis y Políticas Públicas de Presidencia de la Generalitat, Ana Berenguer; dirección general que ha diseñado el Plan Vega Renace.

Por su parte, el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Roger Llanes, ha indicado que «con estas nuevas actuaciones que estamos planificando lo que perseguimos es complementar y reforzar todavía más el enorme trabajo y las millonarias inversiones que el Consell ya ha acometido y llevado a cabo durante estos dos últimos años para paliar los efectos de la DANA sobre las infraestructuras hídricas y agrarias de la comarca. El compromiso de la Generalitat con la Vega Baja no es flor de un día y vamos a seguir demostrándolo con esos nuevos planes que estamos ultimando».

Limpieza y mantenimiento de canales de riego

En la reunión, el director de la Oficina del Plan Vega Renhace del Consell en Orihuela, Antonio Alonso, ha destacado que, además de la rehabilitación de los canales de riego, es fundamental su limpieza y mantenimiento. «La limpieza de las acequias y los azarbes incide directamente en la calidad del agua de riego de la huerta de la Vega Baja y en la disminución de los contaminantes que se vierten al mar; de ahí que sea tan importante que estén limpios, evitando verter en ellos cualquier residuo sólido, no hay que olvidar que son patrimonio hidráulico e histórico de la Vega Baja».

Alonso ha recalcado que el Plan Vega Renhace es la estrategia diseñada por la Generalitat, a través de 28 actuaciones, para convertir la comarca en un territorio resiliente a otro fenómeno de la magnitud de la DANA y contribuir al desarrollo económico de la Vega Baja.

«Es una apuesta clara y firme del Consell por la Vega Baja, siendo la Oficina de Orihuela, que dirijo desde diciembre de 2019, un agente dinamizador de todas y cada una de las actuaciones que, desde diferentes administraciones, deben ejecutarse en el marco del Vega Renhace», ha asegurado.

«Es un plan estratégico, es decir, perdurará en el tiempo, por lo que sus resultados tangibles y visibles se verán a largo plazo, no de manera inmediata. Con la oficina de Orihuela, además, se ha acortado la distancia entre nuestra comarca y Valencia, una reivindicación histórica en nuestro territorio», ha añadido.

Principales líneas de actuación

Además de la reparación de las acequias y los azarbes, las otras líneas de actuación prioritarias del Plan Vega Renhace son la limpieza y mantenimiento del río Segura; las obras anti-inundaciones o Sistemas de Drenaje Sostenible (SUDs), a las que la Generalitat ha destinado 16 millones de euros y que se realizarán en los 27 municipios de la comarca; los Planes de Emergencia Municipales, con un presupuesto de 500.000 euros, y el desdoblamiento de la CV-95, en el que se invertirán 30 millones de euros.

Además del eje de infraestructuras hidráulicas, el Vega Renhace de la Generalitat se sustenta en otros tres pilares: emergencia climática, desarrollo económico y sociedad.

A la reunión de trabajo, que ha tenido lugar en la Casa de las Brujas, sede del Gobierno valenciano en Alicante, han asistido la directora general de Análisis y Políticas Públicas de Presidencia de la Generalitat, Ana Berenguer; el director de la Oficina de Orihuela comisionado de Presidencia de dicho plan, Antonio Alonso; el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Rogelio Llanes; el jefe del servicio del ciclo integral del agua de la Conselleria de Agricultura, Francisco Antonio Zapata; los miembros del Consejo Asesor del Plan Vega Renace, José Manuel Carrillo y Ricardo Abadía, y la directora territorial de Presidencia en Alicante, Antonia Moreno.