Agentes de la Guardia Civil de Novelda han detenido a cinco personas y desarticulado el violento grupo criminal que integraban y que se dedicaba a asaltar en plena calle a gente que acababa de extraer grandes sumas de dinero en cajeros bancarios.

Los detenidos son cinco hombres mexicanos, con pasaporte colombiano, de edades entre 25 y 40 años, a los que se les imputan los delitos de robo con violencia e intimidación, hurto, falsificación de documento público y pertenencia a organización criminal, y que podrían haber logrado un botín de 20.000 euros.

Según un comunicado del cuerpo armado, en los últimos meses, se había apreciado un aumento significativo en las provincias de Alicante y Valencia, especialmente acentuado en la localidad alicantina de Novelda y poblaciones limítrofes, de los robos con violencia y hurtos mediante el método de los “cogoteros”.

En este modus operandi, los autores frecuentan entidades bancarias, con la intención de seleccionar posibles víctimas, en su mayoría personas de avanzada edad, que presenten poca o ninguna resistencia física al robo y que acaban de sacar del cajero importantes cantidades de dinero.

Las víctimas son seguidas hasta un lugar aislado, como el portal de su propio domicilio o una calle aislada y, bien al descuido o con violencia o intimidación, les roban el dinero en efectivo que acaban de sacar del cajero.

Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Novelda iniciaron las gestiones para la identificación, localización y detención de estos peligrosos autores de robos, ya que, no dudaban en emplear una violencia desmesurada si era necesario.

La investigación resultó complicada porque el radio de acción era bastante amplio, las provincias de Alicante y Valencia, sus miembros eran itinerantes y no tenían domicilio conocido y usaban vehículos de alquiler, que contrataban utilizando documentación falsa, para evitar así ser identificados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Pese a ello, se identificó a los cinco integrantes de la banda, sumamente violentos, y el cabecilla, de 25 años fue detenido en València cuando se disponía a ejecutar otro hecho delictivo.

En la misma actuación, los agentes interceptan a otros dos miembros de la organización, que en esos momentos se dirigían a devolver uno de los vehículos de alquiler que habían arrendado para llevar a cabo nuevos asaltos.

Finalmente y, tras contactar con la Autoridad Judicial, ésta ordenó el traslado urgente del cabecilla del grupo, hasta Novelda, para proceder a la instrucción de las diligencias y a tomarle declaración en sede judicial, donde fue decretado su ingreso provisional en prisión.

Otros dos de los miembros, dos mexicanos de 29 y 30 años, también fueron interceptados, el primero fue puesto a disposición de la Brigada de Extranjería de Valencia para su deportación inmediata a Colombia (país del que presentaba un pasaporte de nacionalización), mientras que el segundo quedó en calidad de investigado, en libertad provisional con cargos.

Los dos miembros restantes han sido interceptados en Polonia, mientras se dirigían con destino final Israel.

Actualmente, se están llevando a cabo las gestiones pertinentes con Interpol para su detención.

De la misma forma, se está a la espera de que las Autoridades Colombianas competentes en la materia confirmen la veracidad de los pasaportes de ese país presentados por los mexicanos detenidos.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante

1 COMENTARIO