fbpx
14.2 C
Alicante
- Publicidad -

Las principales diferencias entre cannabis indica y sativa

¿Son diferentes? Por supuesto que sí, aunque a ojos de la ley son exactamente iguales.

- Publicidad -Torrevieja
- Publicidad -Alicante8M
- Publicidad -

La flora es un mundo increíble y repleto de matices, pero sobre todo de especies y subespecies. Curiosamente, cuando se habla del cannabis como tal, se generaliza sin tener en cuenta que es una planta y que, como tal, puede tener muchas variantes distintas.

Aun así, el que más y el que menos seguramente haya oído hablar alguna vez de la planta de cannabis indica o, también de la planta de cannabis sativa. ¿Son diferentes? Por supuesto que sí, aunque a ojos de la ley son exactamente iguales.

En España, el cultivo y consumo del cannabis cuenta con una regulación de lo más estricta, independientemente de la variante de planta de la que se hable. Aunque, por otra parte, sí que es legal comprar semillas con fines coleccionistas, por eso mismo es totalmente legal comprar semillas de marihuana de zamnesia.es y otras tiendas similares.

Tanto en este como en otros establecimientos se pueden encontrar semillas de sativa y de indica, cosa que puede generar confusión en el consumidor. ¿Qué las diferencia? Vamos a verlo a continuación.

Diferencias entre indica y sativa

El punto de partida es, precisamente, la procedencia de cada planta. La Cannabis Sativa proviene de países como Tailandia, México, Jamaica, la India o incluso Ecuador. La Cannabis Indica, en cambio, es originaria del centro de Asia y de territorios como Pakistán o Afganistán o el norte de India.

No es la única diferencia entre ambas categorías de cannabis. De hecho, se pueden ver fácilmente características diferentes cuando se abordan cuestiones como el cultivo y el tratamiento, amén de la apariencia física de la planta una vez ha madurado.

Tiempo de floración

Por lo general, la variante Indica suele florar con más rapidez. Los especialistas aseguran que el tiempo de floración de esta planta puede ser de entre 45 hasta 60 días aproximadamente. Eso es lo que necesitan para alcanzar su madurez.

Por su parte, la variante Sativa va con algo más de calma. Generalmente, su plazo de floración está entre los 60 y los 90 días desde su plantación. Aunque, curiosamente, necesitan menos tiempo para desarrollar todo su crecimiento vegetativo que las Indica.

¿Qué significa eso? Que, a efectos prácticos, ambas manejan unos plazos de tiempo parecidos. De hecho, esta última variante, la sativa, puede necesitar incluso menos horas de luz que su contrapartida. Algo que, al final, simplifica el proceso de plantación y todo su mantenimiento.

Aspecto físico y tamaño de la planta madura

La apariencia de ambas plantas es bastante dispar. Si observamos el cannabis sativa, sus flores son más grandes que las del cannabis indica, y esto se debe a su distribución a lo largo de la planta.

Mientras que las flores de indica suelen crecer en nodos distribuidos uniformemente a lo largo del tallo y de las ramas, las de sativa se reparten más a lo largo de las ramas. No están tan agrupadas como las de la otra familia.

Cuando se secan, las flores de sativa suelen pesar menos y tener un olor menos intenso.

Luego hay que abordar también el tamaño de la planta. Las indicas crecen muy rápido. Su altura vegetativa se mueve en torno al 50 y al 100% durante la floración, aunque su tamaño final suele ser algo menor en altura.

En cuanto a las sativas, su crecimiento se prolonga durante más tiempo, ya que comienza antes de la floración y se extiende a lo largo de toda esta. De hecho, el margen de crecimiento que tienen es de entre el 200 y el 300% mientras florecen.

Efectos causados por el consumo

Abordar los efectos de estas plantas no es sencillo, dado el contexto que les rodea. Sin embargo, hay que destacar que lo que provocan es algo que no depende solo de cómo se consumen o de su naturaleza, depende incluso de cómo se tratan.

Y es que no es lo mismo tomar un aceite procedente de alguna de ellas con fines medicinales, que usar un Grinder con el que prepararlas para el consumo recreativo.

Generalmente, se asocia a las indicas el hecho de que generan una sensación de relajación muscular. Por eso mismo, se están estudiando sus posibilidades a la hora de calmar dolores o incluso de evitar episodios de ansiedad.

Por otro lado, las sativas generan cierta estimulación de la actividad cerebral. Aunque es algo que todavía está siendo objetivo de estudio, hay voces que subrayan que ayuda a disparar la creatividad, aunque también provoca cierta pérdida de atención.

Parecen plantas muy opuestas, pero en el fondo pertenecen a la enorme familia del cannabis. Vienen de lugares diferentes, tienen aspectos diferentes y también efectos diferentes. Desde luego, queda claro que las características del cannabis indica y del cannabis sativa son muy interesantes y hasta opuestas en determinados aspectos.

- Advertisement -
- Publicidad -Teulada
- Publicidad -
- Publicidad -
CatalanSpanish