La falta de agua en la agricultura de la Vega Baja protagonista, en las ponencias del simposio

La innovación dentro del sector agroalimentario, la producción animal, la gastronomía de la alta cocina y el regadío como soportes de esta industria han sido cuestiones tratadas en el SYA Orihuela

Josep Manel Sánchez
Juega Limpio Orihuela
Josep Manel Sánchez

La segunda edición del Simposio Agroalimentario de la Vega Baja (SYA Orihuela) fue clausurado este viernes por el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, junto con el presidente de la Diputación, César Sánchez. Bascuñana tuvo palabras de felicitación para las concejalías de Agricultura, con Noelia Grao, al edil de Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández y al de Desarrollo Rural encabezado por Víctor Valverde, todos ellos, responsables de organizar este evento. También destacó el trabajo realizado por las universidades de la provincia, a través del director de la EPSO, Ricardo Abadía y del director del Instituto del Agua y de las Ciencias Ambientales, Joaquín Melgarejo. La sequía ha sido el tema principal que ha centrado estos dos días de convención. “España necesita una estructura nacional hídrica, al igual que existe la red ferroviaria nacional y la red de carreteras nacional, en esta cuestión es un momento a desarrollar”, así lo describía, Noelia Grao. A pesar de que esta cita “Agroalimentaria y de agua sostenible” ha contado con expertos de alto nivel, la preocupación estuvo latente desde el inicio de estas jornadas.

Josep Manel Sánchez

Los datos mas inquietantes los facilitó el secretario Autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez Mulero, cuando dijo que la producción podría verse perjudicada en un plazo de no más de un mes. Si se reutiliza toda el agua que va a la depuradoras, regenerándola se podría obtener hasta 300 hectómetros más disponibles, como indica Rodríguez Mulero, “es cuestión de voluntad y de inversión que no se tiene, ya que hay un gran problema de financiación”. Desde el punto de vista de ingeniería, hidráulica, medio ambiental, social y económico se trata de gestionar los recursos ateniendo todas sus necesidades pudiéndose hacer ya que se dispone de tecnología suficiente para realizarlo. Para el año 2018 esta previsto que desde la Consellería se inviertan unos veinticinco millones con la intención de apoyar los proyectos de los regantes. Hay que recordar que en cultivos forrajeros en la Vega Baja se produce un 30% de la Comunidad Valenciana, un 75% en hortalizas, un 50% de alcachofas, siendo la segunda zona mas productiva de este producto, un 80% de brócoli, el 35% en lechuga, un 40% en melón y el 95% en la producción de limón, si no se busca una solución podría reducirse a la mitad estos porcentajes. Ya que los productos agroalimentarios en palabras de Emilio Bascuñana, “son una delicia para los mejores paladares e inspiración en los mejores cocineros internacionales”, por este motivo, han dedicado un espacio gastronómico. La ganadería se ha incluido en estas jornadas para que no fuese la gran desconocida para los más de cuatrocientos participantes, una treintena de ponentes de primer nivel que han desarrollado una veintena de charlas y mesas redondas.

Josep Manel Sánchez

Con entusiasmo, el alcalde oriolano ya esta pensando y así lo manifestó en la clausura, en el SYA ORIHUELA 2018, donde espera buscar nuevas perspectivas para ampliar el alcance de estas jornadas.