El incremento del 0,25% en las pensiones provoca el descontento sindical y el de los jubilados

UGT y CCOO se concentraron ayer frente a la Subdelegación del Gobierno de Alicante para protestar por una subida que no va pareja a la del IPC

pensiones Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez
PublicidadJuega Limpio Orihuela

Los dos principales sindicales UGT y CCOO salieron por toda España a las 12 del mediodía, para protestar por la subida irrisoria de las pensiones. En la concentración que tuvo lugar frente a la Subdelegación del Gobierno de Alicante, se echó en falta otras fuerzas sindicales. El secretario de UGT de Alicante, Julián Pérez Moliner, pidió retomar el marco del Pacto de Toledo, ya que considera mísera la subida de las pensiones que no llega a equipararse con otras subidas como la del agua, la electricidad o el encarecimiento de la vida. Por este motivo, seguirán protestando para defender la sostenibilidad del sistema público de pensiones contra las reformas que está realizando el Gobierno del PP. Los sindicatos están realizando una campaña por unas “pensiones dignas”, ya que según expresó Pérez, “la subida de las pensiones a sido uno de los golpes mas duros que ha dado el Gobierno del PP a los pensionistas, ha hecho resquebrajar sus derechos, ya que, supone desvincular los ingresos con la realidad de cada uno, haciendo que exista una perdida permanente de poder adquisitivo, alrededor de un 12%, y todas las demás cosas siguen subiendo”. La portavoz de CCOO, Lauren Salvador, le pide a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que no disfrace la realidad, primero fue el empleo precario durante la última reforma laboral y ahora, penalizan a los jubilados. Otra de las desigualdades que apunta la portavoz de CCOO es la que sufren las mujeres, recibiendo pensiones con 370 euros de diferencia con respeto a los hombres, encasillándolas con contratos a tiempo parcial, con brechas salariales que se alimentan de injusticias y de discriminaciones.

pensiones Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez

La secretaria de UGT en la Comarca de La Marina y el Alacantí, Yaissel Sánchez Orta, explica que las pensiones pierden poder adquisitivo y no están creciendo de la misma manera que las cifras macroeconómicas y el IPC que llevan aumentando en estos dos últimos años. Para Sánchez Orta, la reforma de las pensiones en 2013 por parte del Gobierno del PP, con dos factores el de sostenibilidad y el índice de revalorización, se contradice. “Llevamos cuatro años consecutivos desde el 2014, en que se consolida el crecimiento de la economía, los datos del INEM a día de hoy lo avalan”, ha señalado Sánchez Orta añadiendo que, “en el 2017 la economía creció de media un 3% y sin embargo, a nuestros pensionistas, a las personas que durante todos estos años de crisis económica han hecho un esfuerzo considerable para mantener un poco la paz social, porque han recogido en sus hogares a sus hijos e hijas, a sus nietos y nietas, por la gran situación de desempleo, pero a ellos, los vuelven a penalizar con esta subida del 0,25%”. Con esta subida solamente en la provincia de Alicante supone de media 1,6 euros mensual, teniendo en cuenta que las pensiones son muy bajas, rondando entre los 600 y 650 euros. Yaissel Sánchez Orta como muchos otros sindicalistas de UGT llevaban en la solapa un lazo marrón que como nos explicó la misma Yaissel, corresponde a una campaña que se opone a la rebaja de los derechos de los pensionistas, de las mujeres y por la precariedad del mercado laboral. No obstante, no es la única protesta que llevarán a cabo esta formación sindical, pretenden volver a enviar las cartas que recibieron los pensionistas al Gobierno Central para trasmitirle un mensaje claro de desacuerdo. Las próximas movilizaciones serán entre el 1 y el 15 de marzo si no se llega a un acuerdo antes, porque según explican ambos sindicatos, se evita así que el pilar fundamental del bienestar de los jubilados que es su paga, sea de lo más digna posible porque muchas veces suele ser el sustento principal o complementario de muchos hogares.

Publicidad
Publicidad