César Sánchez convocó la comisión de la Mesa del Agua ante las criticas por su falta de proyecto hídrico

El documento del Pacto Provincial recoge las reivindicaciones de la Federación de Regantes de la Comunidad Valenciana y de los empresarios Alicantinos

Mesa del Agua
Pedro Madrid Bueno
Juega Limpio Orihuela

La Comisión Técnica de la Mesa del Agua, impulsará el Pacto Provincial Hídrico y pedirá la colaboración del presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig y de la consellera, Elena Cebrián Calvo. En declaraciones a los medios, César Sánchez ha dicho que el principal reto es que las infraestructuras del agua estén listas de inmediato, esperando que la colaboración entre ambas administraciones, la Alicantina y la Valenciana, satisfagan las necesidades de riego y abastecimiento. Sánchez espera que la Generalitat Valenciana acepte su iniciativa de un Plan Plurianual de Inversiones de Agua, con una dotación de diez millones de euros al año, poniéndose en marcha a partir de 2018 y esperando que el Consell financie el 50%. El presidente de la Federación de Regantes de la Comunidad Valenciana (FECOREVA), José Antonio Andújar, cree que aunque el acuerdo es positivo espera que tanto los partidos políticos como las administraciones defiendan los intereses comunes de la provincia. Andújar ha señalado, además, que el Plan de Agua impulsado por la institución alicantina es un gran ejemplo de lo que se podría hacer también en Valencia y Castellón “involucrándose de esta forma todas las administraciones de la Comunitat”. El diputado de Ciclo Hídrico, Francisco Sáez, ha manifestado que el pacto pretende ser una voz única ante el momento tan crítico de sequía y para ello, no descarta próximas reuniones donde involucren no sólo a los responsables políticos, también a los de las universidades de la provincia así como la Cámara de Comercio. A este pacto se han incluido los alcaldes de Alicante, Elche, Benidorm, Orihuela, Villena y Torrevieja. No obstante, esta mesa solo ha sido convocada dos veces en este año, a pesar de la sequía que está sufriendo la provincia. Desde la Diputación, para aplacar los rumores de malestar interno que esta padeciendo el organismo, aseguran que se está trabajando desde el foro de técnicos para trasladar todos los progresos que se están llevando a cabo a la mesa provincial. Aún así, hace unos días los regantes y empresarios aprobaron por unanimidad, a iniciativa del PP, adherirse al Manifiesto Levantino por el Agua impulsado por el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo Segura, ante el descontento por el informe elaborado por la Cámara de Comercio que estimaba una perdida de exportaciones por valor de 950 millones como consecuencia de la sequía. El pleno instaba a los grupos a dejar de lado los colores políticos para hacer frente a la grave escasez de agua que atraviesa la provincia. En cuanto a la Mesa del Agua, las resoluciones que se establezcan no son vinculantes, aún así, procurarán trasladar las gestiones y los problemas sobre este tema, a los responsables del gobierno central y autonómico.