Barcala pide a Puig que “no dé la espalda” a Alicante por la llegada del PP a la Alcaldía

El nuevo alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala, ha confiado en que la Generalitat del socialista Ximo Puig "no dará la espalda a la ciudad de Alicante por el cambio del signo político en el gobierno" municipal.

espalda
Josep Manel Sánchez
Juega Limpio Orihuela

El nuevo alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala, ha confiado en que la Generalitat del socialista Ximo Puig “no dará la espalda a la ciudad de Alicante por el cambio del signo político en el gobierno” municipal.

Un día después de conseguir la alcaldía contra todo pronóstico por la falta de apoyos de Eva Montesinos (PSPV-PSOE) para suceder al doblemente procesado Gabriel Echávarri, Barcala ha firmado hoy el decreto de reparto de competencias del nuevo ejecutivo local, que encabeza junto a siete populares más y en el que se reserva las áreas de Presidencia y de Asesoría Jurídica.

La vicealcaldesa será Mari Ángeles Goitia, quien también llevará un “gran área social” con Acción Social, Cooperación, Igualdad, Participación Ciudadana y Partidas Rurales, mientras que Mari Carmen de España será la portavoz municipal y concejal de Urbanismo, Vivienda, Turismo, Educación y Plaza de Toros.

El portavoz adjunto será Israel Cortés, a lo que suma Infraestructuras, Mantenimiento, Medio Ambiente, Limpieza, Atención Urbana, Parques y Juventud, y Carlos Castillo añadirá a la portavocía del PP en la Diputación Provincial las áreas municipales de Economía y Hacienda y la Agencia Local de Desarrollo.

José Ramón González será el concejal de Recursos Humanos, Seguridad, Transporte y Fiestas; María Dolores Padilla de Cultura, Memoria Histórica, Contratación y Proyectos; y Marisa Gayo será la responsable de Sanidad, Consumo y Comercio.

En su primera rueda de prensa como alcalde, ha afirmado que en un año de mandato “no habrá tiempo para grandes cosas” pero ha deseado que “el cambio (en la alcaldía) se note” y que el trabajo del nuevo equipo “mejore la situación”.

Ha prometido trabajar para “mejorar sustancialmente el funcionamiento del ayuntamiento, su imagen y que desaparezca la apariencia de que es un problema” y ha añadido que se esforzará en “atender las pequeñas necesidades” de la ciudadanía con un equipo de gobierno “con las puertas abiertas”.

Barcala ha expresado su deseo de que “no haya interrupción en el traspaso de poderes” y que “el ayuntamiento no esté paralizado un solo día”, para lo cual ya han mantenido contactos con el interlocutor designado del gobierno socialista saliente para el inmediato “el cambio de carteras”.

De esta manera, los nuevos concejales comienzan a trabajar en sus departamentos hoy mismo para ser informados de la situación de los proyectos actuales y de los trámites que deben efectuar para que no haya un vacío. Barcala ha recalcado que en el año que tiene por delante de mandato “no se me va a olvidar nunca que vamos contrarreloj”.

Del plan de ajuste que sufre el ayuntamiento impuesto por el Ministerio de Hacienda, ha manifestado que elaborará un dossier justificativo para tratar de “flexibilizarlo” con el fin, por ejemplo, de poder ampliar determinadas plantillas como la policía de barrio. Ha considerado que esto debería ser posible porque en los últimos años se ha ido cumpliendo el citado plan y cree que ha llegado el momento de “revisarlo”.

Una de las principales prioridades para este año que queda de mandato es la limpieza porque “es el que más preocupa a los ciudadanos” y los próximos pasos serán reunirse con la empresa adjudicataria, ver las carencias que existen y “cubrirlas”, aunque ha aclarado que eso no significa elevar la partida presupuestaria.

“Hay que reforzar el área de limpieza, el cuerpo de inspectores y que la UTE (la unión temporal de empresas adjudicataria) cumpla el pliego de condiciones”, ha advertido.
Otro de sus retos más inmediatos es favorecer la atracción de empresas al término municipal, y también se ha referido a los asesores y dedicaciones exclusivas, sobre lo que ha apuntado que se respetarán los criterios y condiciones actuales.

El alcalde se ha referido al ofrecimiento que ya hiciera ayer a Ciudadanos (Cs) para entrar en el equipo de gobierno, y le ha sorprendido que la portavoz de ese partido, Yaneth Giraldo, avanzara justo después de la investidura su rechazo.

“La ciudadanía pide entendimientos, hemos sido oposición al gobierno de izquierdas y hemos coincidido en votaciones (con Cs). Quizá hubo precipitación en decir que no, ya que habrá entendimiento” ya sea, ha opinado, entrando en el equipo de gobierno o consensuando iniciativas desde la oposición.

Ha admitido que “no es ideal” gobernar la ciudad con solo 8 de los 29 concejales, aunque ha añadido que “ojo, 8 es mejor que tener 6”, en referencia al gobierno saliente del PSPV-PSOE.

Barcala tiene el propósito de reunirse con el resto de administraciones para “exigir que se beneficie a Alicante” y ha comentado que ya hoy se ha encontrado con el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, con quien ha fijado un calendario de citas para avanzar en asuntos más concretos.