Sala

El Museo del Mar de Santa Pola acogerá la exposición “Pilar Sala, Entre Texturas” del 14 de abril al 27 de mayo. La artista plástica expondrá algunas de sus obras más representativas, dando valor y dignidad a elementos de la naturaleza y objetos cotidianos en cada una de sus esculturas, instalaciones, tapices o collages, donde emplea diversos materiales reciclados y texturas vegetales, algunas de las cuales en ocasiones constituyen, en sí mismas, creaciones que pueden enmarcarse.

Nacida en Murcia en 1942 y con una trayectoria de más de 30 años, Sala ha desarrollado un lenguaje propio con elementos naturales tales como palmeras y palmitos, esparto, piedras o conchas, e incluso creando su propio papel artesanal a partir de plantas. Arte y naturaleza se unen en su obra, poniendo en valor el paisaje mediterráneo y su vinculación con el mar.

Pilar Sala, licenciada en Farmacia por la Universidad de Granada, comenzó haciendo tapices y siempre se ha movido en el mundo de la fibra, tanto de la tela como del papel, fusionando su vocación investigadora y creativa. De hecho, ella llama ‘texturas vegetales’ al papel, porque no pretende sólo hacer papel como soporte de grabado, sino también como un elemento con valor escultórico. Más tarde, descubrió la geometría de las palmas y palmitos, así como la plasticidad de las cosas naturales.

“Como me atreví a hacer cosas se me abrieron las puertas de los artistas textiles. Pero yo no he querido estar sólo en ese grupo, sino como artista plástica que utiliza textiles, utiliza la fibra y lo que se presente, pero siempre con el concepto de lo textil”, señala la artista.

Sobre su proceso creativo, Sala reconoce que nunca ha hecho un boceto primero. “Incluso cuando hacía tapices, que tenía la suerte de ir a Crevillente y valerme de la fibra que allí usaban, los materiales que tenían y que encontraba me daban pie a imaginarme y hacer un tapiz. Otras veces pensaba ‘voy a hacer uno con la imagen de palmeras’. Me enfrentaba al telar de alto lizo y como mucho hacía una raya para ver hasta dónde quería que llegara cada cosa. He disfrutado mucho y he descubierto las posibilidades que tenía sin haber hecho Bellas Artes”, relata.

En los últimos años se ha especializado en paper art, elaborando obras marinas con su propio papel, a veces fabricado únicamente con plantas. “Disfruto mucho encontrándome cosas”, cuenta Sala, quien reconoce que analizar su obra a posteriori la ha ayudado a conocerse. “Cuando uno es creativo sale lo que tiene dentro. Siempre he tenido inquietudes y me han salido sin darme cuenta. Todo ha sido un poco sin ser muy consciente de ello”.

El Museo del Mar acogerá en torno a 40 o 50 obras de la artista, una pequeña muestra de su trayectoria y una crítica a la relación entre el ser humano y la naturaleza. Desde la dirección del museo aseguran que está siendo difícil seleccionar el catálogo porque todas las obras tienen un gran valor artístico y las salas se quedan pequeñas. “Vamos a ser un poco más ambiciosos y traer obras de formato grande porque había que tomar una decisión”, ha explicado María José Cerdá, directora del Museo del Mar.

“La obra de Pilar Sala ha sido elegida por su calidad, pero es interesante poner en valor a mujeres artistas con trayectoria. Las grandes colecciones siguen siendo de hombres. Los museos y espacios públicos tenemos la responsabilidad de dar voz a las artistas”, ha añadido.

Desde la Concejalía de Cultura, la edil Anna Antón anima a disfrutar de esta exposición y asistir a su inauguración, que tendrá lugar el 14 de abril a las 19:30 horas. “La gente se va a quedar impresionada de lo que puede llegar a hacer una persona, con esa visión y esas ganas, con cosas a las que en el día a día no damos importancia”. Tanto la concejalía como el museo municipal animan a los centros escolares a visitar la obra de Pilar Sala, ya que ésta se puede observar desde numerosas disciplinas.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante

1 COMENTARIO