Denuncian abuso sexual de un interno del Psiquiátrico de Fontcalent a una funcionaria

La asociación Tu Abandono Me Puede Matar ha denunciado este viernes la agresión que ha sufrido una funcionaria de prisiones en el Hospital Psiquiátrico de Alicante, a la que un interno habría acorralado para realizarle tocamientos en las nalgas cuando esta se disponía a cerrar las celdas.

Juega Limpio Orihuela

La asociación Tu Abandono Me Puede Matar ha denunciado este viernes la agresión que ha sufrido una funcionaria de prisiones en el Hospital Psiquiátrico de Alicante, a la que un interno habría acorralado para realizarle tocamientos en las nalgas cuando esta se disponía a cerrar las celdas.

Según ha informado la entidad en un comunicado, la trabajadora procedía al cierre de las celdas de forma manual mientras todos los internos esperaban en las galerías a que llegase el turno de la suya y tras abrir la puerta de una celda el interno se abalanzó sobre ella, logrando acorralarla y le infringió tocamientos indiscriminados en las nalgas con el propósito de obtener satisfacción sexual y siguiendo, según sus propias palabras, “su instinto”.

La funcionaria, que se encontraba sola, consiguió zafarse y logró encerrar al interno en su celda. Es en ese momento cuando llegó un compañero en su ayuda. Posteriormente se ordenó el aislamiento del interno, que reconoció que sabía perfectamente y en todo momento lo que hacía, han indicado las mismas fuentes.

“Es muy habitual en las prisiones españolas que una funcionaria se haga cargo de un módulo con una elevada presencia de internos que han cometido delitos contra la libertad sexual y de violencia de género.

Desde esta asociación se ha denunciado en numerosas ocasiones las deficientes condiciones en las que los funcionarios de prisiones desarrollan su trabajo”, han criticado.
Además, desde la asociación explican que en el Psiquiátrico de Alicante el 30 por ciento de las plazas están vacantes y a ello se suma “la elevada media de edad de los trabajadores, superior a los 50 años y la escasa inversión en formación por parte del Ministerio del Interior”.

“Este abuso sexual ha sido sufrido por una funcionaria de carrera, pero podría haberle ocurrido a una funcionaria en prácticas, ya que en el Psiquiátrico de Alicante la mitad de la plantilla de vigilancia interior está en esa situación. De haber sido así, se habría agravado la agresión debido a la nula experiencia y formación de los funcionarios en prácticas”, han advertido.