Vega Baja

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, se desplazó ayer por la mañana a la Vega Baja donde visitó diversas infraestructuras que impulsa la institución en municipios de la zona.

En la presente legislatura, el Gobierno Provincial ha invertido cerca de 68 millones de euros en la comarca, destinados fundamentalmente a actuaciones en materia hídrica, viaria, medioambiental, cultural o deportiva, entre otras.

Sánchez se trasladó, en primer lugar, a la localidad de Albatera donde, acompañado por la alcaldesa, Ana Serna García, firmó en el libro de honor del consistorio. Desde 2016 la institución provincial ha inyectado en el municipio más de 1,1 millón de euros, cifra que equivale a unos 100 euros por habitante.

“Esta visita nos ha permitido mantener un encuentro de trabajo con el fin de concretar las necesidades del municipio y las acciones que llevará a cabo la Diputación de Alicante para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”. Procurar para el municipio calles más accesibles, estimular el comercio y analizar el tema de la escasez de agua, una preocupación del sureste español y de los regantes de la Vega Baja, han sido algunos de los asuntos que han tratado en la reunión.

Seguidamente, el responsable provincial visitó el polideportivo de San Isidro, donde la Diputación ha llevado a cabo la construcción de un gimnasio en la piscina municipal cubierta con un presupuesto de 200.000 euros, así como la remodelación de la pista polideportiva y de tenis por un montante de 127.194 euros. Tras las obras, Sánchez ha firmado también en el libro de honor del Ayuntamiento, junto al alcalde, Francisco Damián Sabater. El Gobierno Provincial ha destinado en los dos últimos años cerca de 1,3 millones de euros en la población, más de 656 euros por habitante.

El presidente ha indicado que “hemos llevado a cabo en la localidad inversiones importantes, en colaboración con el Ayuntamiento, para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, en este caso en el ámbito deportivo”. “Desde la Diputación trabajamos para garantizar la igualdad de oportunidades en todo el territorio”, ha insistido.

Además, César Sánchez ha anunciado que en las próximas fechas la institución impulsará un plan de inversiones financieramente sostenibles con proyectos e infraestructuras en materia hídrica para estar cerca de los regantes, de los agricultores y de los ayuntamientos del sur de la provincia “que tienen la preocupación de ver cómo en estos momentos de sequía, el colectivo tiene dificultades para regar”. Por eso, según ha explicado el dirigente provincial, en lo que va de legislatura la institución ha atendido el cien por cien de las solicitudes de las comunidades de regantes de toda la provincia, al tiempo que ha avanzado que “seguiremos invirtiendo en materia de agua en esta comarca que es la huerta de Europa y que nos permite crear empleo y bienestar”.

Por su parte, el alcalde de San Isidro ha agradecido la visita del presidente y ha apuntado que “sin la Diputación de Alicante como municipio menor de 2.000 habitantes no podríamos llevar a cabo las infraestructuras importantes”.

Finalmente, el presidente ha sido recibido en Almoradí por su alcaldesa, María Gómez, donde ha acudido al IV Congreso Nacional de la Alcachofa, organizado por el consistorio y que incluye un extenso programa de actividades para potenciar uno de los productos agrícolas más importantes de la Vega Baja.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante

1 COMENTARIO