Siria y las armas

¿Cuántas vidas valen un barril de petróleo?

159
Siria Diario de Alicante
Bo Yaser

¿Hasta cuándo los países “civilizados” van a seguir impasibles, sin actuar, ante la guerra genocida de Siria? ¿Cuántos miles y miles de niños, mujeres, ancianos y ancianas, tienen que morir ante las bombas y misiles de los rusos y del dictador Bashar al-Asad, para que las poblaciones occidentales: estudiantes trabajadores/as, intelectuales…digan, ¡BASTA!?

Las fábricas de la muerte continúan su implacable producción de armamento, para seguir asesinando inocentes y engordar los intereses espurios de los que gobiernan el mundo. Cuántos beneficios darán los muertos, que nadie quiere parar las guerras, cuando resulta mucho más fácil no declararlas. Pero el negocio es el negocio, esa es la triste paradoja inhumana.

¿Dónde están las manifestaciones de protesta por los casi un millón de crímenes de lesa humanidad que se han cometido y se siguen cometiendo en este siglo XXI, para frenar en seco estas guerras de aniquilamientos masivos? ¡Cierren las puertas, que no entre el hedor a carne quemada y a cadáveres descompuestos, que no entre ni un ahogado, ni una niña violada!, ¿estamos a salvo…?

¿Dónde la filosofía, la economía compartida, los “demócratas” de toda la vida, la “progresía”, los sindicatos “obreros”, la iglesia, los papas… ¿Se esconden todos tras las urnas? Las urnas llenas de papeletas ya no es suficiente para justificar las cobardías sobre los pasamanos ensangrentados de los sistemas absolutos actuales en guerra: ¡armas, armas, bombas, cañones, misiles, francotiradores, Bashar, Putin, Trump…!, pobres sirios, afganos, iraquíes. Tenían un sueño, ni siquiera les permiten soñar. ¡Armas, armas, en cada uña, en cada diente; ved que sucede cuando la pólvora se vende desde la CASABLANCA a cualquier tarado indocumentado: Y no hacemos nada!

¿Dónde están? ¿Dónde estamos?¿Dónde está esa nueva política que quería conectar con la “gente”? ¿O esa otra marca blanca, de tan blanca invisible? ¿Dónde el socialismo “obrero y unido”, que solo habla y habla y habla, sin decir nunca nada que pueda convencer a las mayorías, cada vez más abandonadas por las políticas de estos partidos incoloros. En Siria mueren niños y niñas, mientras los escandalosos negocios de armas ocurren y aquí no pasa nada, excepto el dolor y la muerte. ¡Que silencio!, cuando son los pobres los que mueren en países sitiados por los “señores de la guerra”. Que hipocresía más lunar y lejana, sumergida en la más absoluta indiferencia. Solo se mueven algunas ONGs, financiadas por el pueblo solidario y engañado. Hoy son ellos/as, no olvidarlo, mañana nos tocará a nosotros/as.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante

1 COMENTARIO