Detenido en Elche por simular un atraco para justificar a su jefe el estado del vehículo

La Policía Nacional ha detenido en Elche a un hombre de 51 años tras reconocer que puso una denuncia falsa en la que simuló su propio atraco para justificar ante su jefe el motivo por el que el vehículo de la empresa estaba lleno de barro, según la Comisaría Provincial.

La Policía Nacional ha detenido en Elche a un hombre de 51 años tras reconocer que puso una denuncia falsa en la que simuló su propio atraco para justificar ante su jefe el motivo por el que el vehículo de la empresa estaba lleno de barro, según la Comisaría Provincial.

El detenido acudió a las dependencias policiales de Elche para denunciar que había sido víctima de un robo con violencia por parte de dos toxicómanos. La “víctima” declaró que, encontrándose con el vehículo parado ante un semáforo, dos varones con aspecto de drogadictos abrieron la puerta del copiloto y le amenazaron con un objeto punzante con la intención de robarle.

Los “asaltantes” condujeron al denunciante a un descampado lleno de barro y, dado que no llevaba dinero encima, se marcharon sin llegar a sustraerle nada. Los investigadores sospecharon de la veracidad de los hechos por las incongruencias en el relato, por lo que pidieron la colaboración de la Policía Científica para esclarecer lo sucedido.

De este modo, fueron los especialistas forenses quienes, tras realizar un minucioso estudio del vehículo donde supuestamente se había producido el suceso, hallaron vestigios de una mujer que nada tenía que ver con “los dos asaltantes”.

La mujer identificada manifestó que, el mismo día, un hombre de características físicas idénticas a las del denunciante había contratado sus servicios para tener relaciones sexuales con ella y la había llevado a una zona descampada que coincidía con el lugar donde se produjo el supuesto atraco.

Con las piezas encajadas, los integrantes del Grupo I de Investigación de la Comisaría de Elche volvieron a citar al denunciante, quien, ante la presión, se derrumbó y confesó que la denuncia era una mentira para justificar delante de su jefe que la furgoneta tuviese barro.

Una vez reconocidos los hechos, los investigadores procedieron a su detención acusándole de un delito de simulación de delito, aunque posteriormente fue puesto en libertad con cargos.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante