Compromís pide por Registro el informe sobre el barrido de Seguridad hecho en Urbanismo

El Grupo Municipal de Compromís ha solicitado hoy por Registro el informe que el responsable de seguridad de Alcaldía elaboró en torno al hallazgo de un dispositivo de grabación escondido en el mobiliario del despacho.

El Grupo Municipal de Compromís ha solicitado hoy por Registro el informe que el responsable de seguridad de Alcaldía elaboró en torno al hallazgo de un dispositivo de grabación escondido en el mobiliario del despacho.

El portavoz del Grupo Municipal de Compromís, Natxo Bellido, se ha referido de este modo a los últimos detalles hechos públicos por el equipo de Gobierno alrededor de este episodio sobre el que el equipo de Gobierno ha ido variando las versiones.

“Primero dijeron que el dispositivo estaba debajo de una mesa, luego era un armario, o que el barrido de seguridad lo hizo una empresa privada, pero después hemos sabido que fue el responsable de seguridad de Alcaldía asesorado por alguna empresa”.

“Nosotros, según la última versión que conocemos, vamos a pedir el informe que parece ser que hizo el responsable de seguridad de alcaldía, sobre lo que encontró, y sobre el técnico de esa empresa que le asesoró, en calidad de qué lo hizo, y si hizo algún servicio, si hay alguna factura, para tratar de tener la información que creemos que tenemos que tener, por transparencia, porque dado que nuestra petición de información en la Junta de Portavoces no se ha atendido, trataremos de conseguir la información por escrito por Registro Municipal”.

“El aparato da igual lo rudimentario que sea, -ha añadido- si nos recuerda más a una película de Torrente que a la realidad, el problema es para qué se ha utilizado, quién lo puso, cuándo lo puso, y porqué lo puso: eso es lo que hay que responder, y más, viniendo de dónde venimos en el Urbanismo en esta ciudad”.

Al respecto, ahora cabe ver si el equipo de Gobierno del PSOE va a optar por seguir “una línea de opacidad o de transparencia, que creo que es la que se debe tomar, porque insistimos en que los problemas no se solucionan tapándolos. Al final, la sociedad civil se pregunta porqué se está tapando, y eso lleva a que los medios de comunicación y todo el mundo a hacer elucubraciones”.

En opinión de Natxo Bellido, esta situación se ha producido porque “lo normal hubiera sido que, una vez encontrado este aparato, el equipo de Gobierno lo hubiese puesto a disposición de la Policía, se hubiese efectuado la denuncia para que se investigara y viéramos a dónde nos llevaba esta investigación”.

La Fiscalía abre una investigación por el dispositivo de grabación de Urbanismo

La Fiscalía ha abierto unas diligencias de investigación a raíz de la denuncia presentada por Compromís por el hallazgo de parte de un dispositivo oculto de grabación en el despacho de la edil de Urbanismo del Ayuntamiento de Alicante, según fuentes del Ministerio Público.

Esas actuaciones tienen carácter preprocesal y buscan determinar la posible existencia de indicios de delito, pero deberán ser archivadas automáticamente si un juez de instrucción de la ciudad incoa un procedimiento penal por el mismo asunto.

De hecho, el exconcejal de Urbanismo y actual portavoz del grupo municipal de Guanyar Alacant, Miguel Ángel Pavón, presentó el lunes pasado ante la Policía Nacional otra denuncia al sentirse afectado “por un presunto delito de grabaciones ilegales”.

El dispositivo fue encontrado el pasado 15 de enero en los bajos de un mueble situado junto a la mesa de la actual edil del área, la socialista Eva Montesinos, pero el equipo de gobierno local rehusó denunciarlo y no informó oficialmente del hallazgo hasta el pasado domingo.

Al parecer, la pieza hallada forma parte de un sistema de autograbación para circuito cerrado que debería ir conectado a un ordenador y un micrófono.

Ayer, martes, a preguntas de los periodistas, el alcalde de Alicante, el también socialista Gabriel Echávarri alegó que no se llegó a presentar denuncia porque los propios agentes a quienes consultó el ayuntamiento determinaron que era un mecanismo “inocuo”, así como para evitar “ruido mediático”.

“Eva Montesinos no ha sido escuchada, ni ha sido víctima de nada porque es un aparato sin ninguna función”, argumentó Echávarri en una rueda de prensa durante un acto de su partido.

En este sentido, descartó que la Concejalía de Urbanismo haya sido objeto de un espionaje externo y dio a entender que el dispositivo había sido colocado por alguien en una etapa anterior a la toma de posesión de Montesinos en este área, en noviembre de 2017.

“Grabarse a sí mismo está permitido”, según el alcalde, que es, además, abogado de profesión, aunque matizó que desconoce quién pudo colocar el sistema y cuándo lo hizo. El antecesor de Montesinos, Miguel Ángel Pavón, fue la persona que ocupó ese mismo despacho hasta la ruptura del tripartito de izquierdas que gobernaba el Consistorio alicantino (PSPV-PSOE, Compromís y Guanyar).

Sin embargo, el armario donde fue descubierto el artilugio y el resto del mobiliario habían sido utilizados en la anterior sede de la Concejalía por su antigua responsable, Marta García Romeu (PP).

La Fiscalía de la Audiencia de Alicante ha abierto ahora una investigación a raíz de la denuncia presentada el lunes pasado por el grupo municipal de Compromís. Fuentes de la institución han señalado hoy que el fiscal responsable del caso solicitará “informes” a la Policía Nacional, entre otras gestiones, pero deberá archivar la investigación, como exige la ley, si un juzgado incoa diligencias previas por el mismo asunto.

¡Suscríbete!Desayuna con Diario de Alicante